Imprimir Republicar

Carta del editor | 75

Ciencia, política y fútbol

Los seis mayores partidos políticos brasileños, a juzgar por la composición de sus actuales bloques en la Cámara de Diputados, denotan coherencia ideológica y programática, y una sorprendente convergencia entre su orientación política y el perfil socio-ocupacional de sus representantes. Estas características, que pueden incluso sonar como una herejía a los ojos de quienes habitualmente leen las noticias políticas brasileñas – y se han acostumbrado a cultivar una imagen de fragmentación y fragilidad para el cuadro político-partidario del país -, emergieron de una consistente investigación sociológica recientemente concluida y que aparece en el reportaje de tapa de esta edición, elaborado por Claudia Izique. Es un estudio sumamente oportuno para este año de elecciones generales y de discusiones acaloradas, o incluso furiosas, sobre las nuevas reglas para las alianzas partidarias. Las investigaciones en las áreas de sociología, ciencia política o cualquier otro campo de las Humanidades no necesariamente deben tener, obviamente, un compromiso con las nociones de actualidad y oportunidad que frecuentan, también por una cuestión de necesidad, el ejercicio del periodismo. Pero a veces, sus conclusiones son precisamente así, actuales y oportunas, más allá de su valor académico o científico. En esos casos, se convierten en una exquisitez para el periodismo. Es natural, por tanto, que la investigación sobre los partidos haya conquistado la portada de Pesquisa FAPESP, después de disputarla con reportajes de áreas más frecuentemente elevadas a ese espacio central.

Por ejemplo, en esta edición podría haber sido tema de tapa un importante hallazgo científico en el campo de la genética: la identificación y la descripción del gen PKHD1 que, cuando sufre mutaciones en sus dos copias, desencadena una severa y rara enfermedad hereditaria (principalmente en los recién nacidos y en los niños), la enfermedad renal poliquística autosómica recesiva. El trabajo internacional que llegó a ese resultado fue coordinado por un investigador brasileño y contó con la participación de 17 colegas de Estados Unidos y Europa, tal como relata Marcos Pivetta. También en la sección Ciencia, cabe destacar un trabajo que logró situar a América del Sur en el mapa de Rodinia, un supercontinente que existió en la Tierra mil millones de años atrás, mucho antes, por lo tanto, del mucho más conocido Gondwana, formado hace 750 millones de años, a partir justamente de los fragmentos de Rodinia. Y resaltamos en Astrofísica un trabajo efectuado en Río Grande do Sul que muestra de qué manera la materia es devorada por un agujero negro en el centro de una galaxia. Pero, dada la rareza del siguiente tema en los dominios científicos, asociada al gran interés que dicho asunto provoca, más aún en tiempos previos a un Mundial, constituye también una lectura altamente recomendable el reportaje sobre un estudio que delinea el perfil del fútbol practicado actualmente en Brasil, desde el punto de vista de las exigencias físicas a las que son sometidos los jugadores en cada puesto en sus equipos.

El reportaje de apertura de la sección Tecnología detalla algunos proyectos de investigación de nuevas tecnologías para el tratamiento y la reutilización de efluentes sanitarios e industriales, apoyados por la FAPESP. Los especialistas creen que el cobro por el uso de las aguas de los ríos a partir de junio, que alcanzará en primer lugar a los habitantes de 180 municipios de São Paulo, Río de Janeiro y Minas Gerais, abastecidos por la cuenca hidrográfica del Paraíba do Sul, servirá como incentivo para la adopción de esas nuevas tecnologías, como relata Yuri Vasconcelos. Para concluir, en la sección Humanidades, un reportaje sobre el proyecto de investigación que resultó en el libro Barroco Memória Viva, que nos transporta en un hermoso viaje por las ciudades coloniales, su arquitectura, otras manifestaciones de la estética barroca y, principalmente, al interior de las iglesias que desempeñaron el papel de núcleos de difusión de la cultura y el arte colonial brasileño. ¡Buena lectura entonces!

Republicar