Imprimir Republish

TRAYECTORIAS

Colaboración en las clases de negocios

La FGV y la Poli-USP ofrecen una asignatura conjunta en la carrera de grado para futuros ingenieros y administradores

Carreiras 233DANIEL BUENOLa constatación de que muchos alumnos de sus carreras desean encarar sus propios negocios condujo a la Fundación Getulio Vargas (FGV) y a la Escuela Politécnica (Poli) de la Universidad de São Paulo a la creación de una asignatura volcada al emprendedorismo. Luego de un semestre experimental, ambas instituciones oficializaron mediante un convenio la cátedra optativa “Generación de negocios tecnológicos”, que se dicta durante un semestre en forma conjunta en las dos facultades. Docentes y alumnos de las dos instituciones participan en las clases, impartidas tanto en la FGV como en la Poli. “Tomaron parte del curso experimental 20 alumnos de ingeniería y 20 de administración, una proporción que se mantendría. El objetivo de una materia única consiste en brindar una visión abarcadora sobre la creación de tecnología y modelos de negocios”, dice Eduardo Zancul, del Departamento de Ingeniería de Producción de la Poli, quien junto con André Leme Fleury, también de la Poli, Tales Andreassi, vicedirector de la Escuela de Administración de Empresas (Eaesp) de la FGV y Adriana Ventura, también de la FGV-Eaesp, concibieron el proyecto e dictan las clases. El programa consta de estrategias, marketing, prototipado y una herramienta de gestión denominada método Canvas –que se emplea para validar la idea de negocio–, que sirve para la concepción de startups, verificar clientes potenciales, proveedores, determinar flujos de ingresos y gastos.

“Soy docente desde 1990, y en aquella época, los alumnos ambicionaban el ingreso a una gran organización y, poco a poco, ir ascendiendo en la empresa”, recuerda Andreassi. Según él, esa postura se fue modificando y una cantidad creciente de alumnos lo piensan dos veces antes de aceptar hacer carrera en una gran empresa. “Ellos intentan seguir una trayectoria que los satisfaga y por eso ahora, se plantean otras opciones en startups, emprendimientos sostenibles o en el Tercer Sector”. En estos nuevos tiempos, nada resulta más natural que las facultades desarrollen matieras volcadas al emprendedorismo.

“En las clases, los alumnos desarrollan un producto físico, como es el caso, por ejemplo, de un sistema de riego innovador, y estructuran el modelo de negocio, bajo la forma de una startup”, dice Zancul. Mediante un trabajo conjunto, los alumnos de ingeniería pueden concebir al producto como negocio y los de administración cuentan con la posibilidad de analizar un banco de patentes, por ejemplo, y transformar determinada tecnología en un producto comercial. “Tal experiencia resulta fundamental para el emprendedorismo, además de permitirle a los alumnos la convivencia con culturas diferentes antes de que egresen de la facultad”, dice Andreassi. En la Poli, los alumnos cuentan a su disposición con el InovaLab@Poli, un laboratorio que sirve como infraestructura para la materia, con talleres de mecánica y electrónica, además de la sala de proyectos, con recursos para la realización de reuniones e impresoras 3D.

En la FGV, los alumnos de la carrera de administración también cuentan con la opción de realizar un curso similar junto a compañeros de ingeniería del Instituto Tecnológico de Aeronáutica (ITA). “Son cursos que duran una semana, dictados en forma intensiva, donde los alumnos de administración se hospedan en el ITA, en São José dos Campos, y asisten a clases conjuntas. Implementamos uno en 2014 y el próximo será en julio de este año. La próxima vez vamos a intentar traer a los alumnos del ITA a la FGV”, dice Andreassi. Tanto la asignatura GV-Poli (semestral) como la GV-ITA (semanal) se ofrecen una vez al año.

Republish