Imprimir Republicar

Estrategias

El reto de la comandante

En julio de1999 la astronauta norteamericana Eileen Collins se convirtió en la primera mujer y hasta ahora ha sido la única que comandó una misión de un trasbordador espacial. Lideró el equipo que puso en órbita el telescopio de rayos X Chandra. Ahora ella se apresta a repetir el experimento pero el escenario es muy diferente. Está previsto para mayo el vuelo de la nave Discovery que significará el retorno de los viajes de los trasbordadores espaciales, que se interrumpieron hace dos años, luego de que el Columbia se pulverizó al ingresar en la atmósfera y sus siete tripulantes murieron. Sobre los hombros de la comandante Collins pesa la responsabilidad de probar que las viejas naves estadounidenses son seguras aún. Los cambios de ingeniería y de organización que estamos impulsando son difíciles de ejecutar, pero lo lograremos, dice la astronauta de 48 años, casada y madre de una niña de 9 años. La suerte del Columbia estaba echada desde su lanzamiento, cuando un fragmento del tanque de combustible se chocó contra un panel del ala izquierda e hizo una perforación que derivó en la destrucción de la nave al reentrar en la atmósfera. El equipo de Collins se está preparando para realizar eventuales reparaciones en la nave en órbita. Aprendieron técnicas de reparación, como por ejemplo la fijación de remiendos en agujeros del fuselaje. También reemplazarán uno de los cuatro giroscopios de la Estación Espacial Internacional. Estos instrumentos se encargan de la orientación de la estación.

Republicar