guia do novo coronavirus
Imprimir Republicar

Investigación empresarial

Entregas de alto nivel

El grupo Akaer pretende convertirse en proveedor global de sistemas y componentes aeroespaciales

Detalle de una herramienta utilizada para ensamblar fuselajes aeronáuticos

Léo Ramos Chaves

La meta del grupo Akaer, un conglomerado formado por cinco empresas de alta tecnología con sede en la localidad de São José dos Campos, en el interior del estado de São Paulo, consiste en convertirse en proveedor mundial de los sectores aeronáutico y espacial, un mercado estimado en más de 100 mil millones de dólares anuales. Y un paso importante para alcanzar ese objetivo se concretó en mayo de este año, cuando Akaer, creada en 1992 por el ingeniero naval Cesar Augusto Teixeira Andrade e Silva, anunció que había adquirido una participación societaria del 10% en Saab Aeronáutica Montagens (SAM), fábrica de aeroestructuras de la fabricante sueca Saab AB, con sede en São Bernardo do Campo, también en el estado de São Paulo. Esa planta concentra la producción de segmentos de los aviones de caza Gripen, adquiridos por la Fuerza Aérea Brasileña (FAB). Las primeras de las 36 aeronaves adquiridas deben entregarse el año que viene.

“Somos la única compañía nacional con participación en SAM. Además de acumular experiencia en un proyecto de esa envergadura, Akaer avanza en la dirección de consolidarse como una empresa con capacidad Tier 1”, afirma Teixeira Andrade e Silva, quien durante 15 años integró el cuerpo de ingeniería de Embraer. Compañías con capacidad de Tier 1 son proveedoras de primer nivel de componentes, segmentos y sistemas aeronáuticos complejos, tales como alas, fuselajes, trenes de aterrizaje, frenos aerodinámicos y cola de aviones, las llamadas aeroestructuras. Entre las aproximadamente 70 compañías brasileñas que integran la cadena productiva de Embraer, muchas son clasificadas como Tier 2, pero ninguna es de Tier 1. Son, en general, proveedores de componentes con menor valor agregado, como partes maquinadas que compondrán estructuras mayores.

Empresa
Grupo Akaer
Centro de I&D
São José dos Campos (interior de São Paulo)
Nº de investigadores
37
Principales productos
Proyectos aeronáuticos, aeroestructuras (alas, fuselajes, trenes de aterrizaje), herramental para la producción de partes de aviones y sistemas espaciales

La cooperación con Saab tuvo inicio en 2009, cuando Akaer fue seleccionada como uno de los socios internacionales del programa de desarrollo de las nuevas versiones del Gripen, avión militar que voló por primera vez en diciembre de 1988. La empresa brasileña fue contratada para encargarse de la concepción estructural de las alas, de la puerta del tren de aterrizaje y del fuselaje central, así como para desarrollar el fuselaje trasero del avión de caza sueco. “Lo interesante es que Akaer se convirtió en proveedora de Saab antes que la FAB eligiera el jet para componer su flota. Fue un reconocimiento a la excelencia de su cuerpo técnico”, destaca el economista y experto aeronáutico Marcos José Barbieri Ferreira, profesor de la Facultad de Ciencias Aplicadas de la Universidad de Campinas (FCA-Unicamp).

El éxito de la alianza, que implicó también transferencia de tecnología de los jets a la empresa paulista, llevó a Saab a adquirir el 15% del control accionario de Akaer en 2012. Cuatro años después, hizo otro aporte y elevó su participación al 25%. Este año, hizo un nuevo aumento, hasta el 28%, en una operación de intercambio de acciones, cuando Akaer adquirió el 10% de SAM. “Hemos establecido una alianza para explotar el sector aeroespacial de forma más amplia y proveer aeroestructuras a escala global”, explica el ingeniero de materiales Fernando Coelho Ferraz, vicepresidente de Operaciones de Akaer. “El capital invertido se usó en el crecimiento del grupo, en la adquisición de una nueva sede, en el Parque Tecnológico de São José dos Campos y en la compra de empresas del sector aeroespacial.”

Akaer El avión de caza sueco Gripen, adquirido por la FABAkaer

Entre los negocios adquiridos están Equatorial, responsable del desarrollo e integración de sistemas espaciales y carga útil para satélites, la división del Espacio y Defensa (E&D) de Opto Eletrônica, rebautizada Opto Space & Defense, enfocada en el proyecto y en la construcción de tecnologías optrónicas como las cámaras de uso espacial, y Troya, dedicada a la fabricación de herramental empleado en la construcción de aeronaves. Forman igualmente parte del holding Akros, brazo industrial dedicado a la manufactura de productos de alta tecnología, y Akaer Engenharia, negocio que dio origen al grupo, enfocado en la prestación de servicios de ingeniería y proyectos aeronáuticos.

Uno de los cimientos del proyecto de internacionalización de Akaer son las inversiones en investigación y desarrollo (I&D). La empresa asigna al año 5 millones de dólares –alrededor del 10% de la facturación– a programas en las áreas de manufactura avanzada, entre otros. “Tenemos más de 10 proyectos de I+D+i [investigación, desarrollo e innovación] activos con participación de aliados, como universidades, centros de investigación y empresas, de Brasil y del exterior”, informa el ingeniero mecánico Joselito Rodrigues Henriques, director de I+D+i.

Akaer Dibujo esquemático del jet que muestra las partes, componentes y segmentos que han sido proyectados o desarrollados por AkaerAkaer

Poco más del 10% de la plantilla de la empresa, formada por 350 personas, se dedica exclusivamente a la actividad de I&D. “Alrededor del 65% de nuestro personal tiene título de grado y el 20% son másteres o doctores. Son en su mayoría ingenieros con diferentes formaciones, proyectistas y diseñadores aeronáuticos, además de físicos, químicos, científicos de la computación y matemáticos”, detalla Henriques.

El proyecto de I&D más destacado está dirigido a la industria 4.0. Con recursos de 40,5 millones de reales y la participación de 72 investigadores (de Akaer y aliados), se divide en distintas líneas, entre ellas la creación de un herramental flexible para el sector aeronáutico. Esos equipamientos son estructuras de apoyo fundamentales en la línea de ensamblaje de aviones, como plataformas móviles, robots y escaleras.

Léo Ramos Chaves Ensamblado de chip en placa usada en cámaras espacialesLéo Ramos Chaves

“El herramental tradicional usado en la construcción de un ala o en el fuselaje de un avión se desarrolla bajo demanda. El que hace un ala, no hace la otra. Tiene un costo elevado, alrededor de un 30% del producto”, explica el director de ID&D. Esa estructura está generalmente fijada al piso y, al terminar la producción de la parte del avión, se la descarta. “La ventaja del herramental flexible es que puede usarse en la construcción de diferentes estructuras. Ni Boeing, ni Airbus, ni Embraer usan herramientas flexibles”, enfatiza Henriques.

Otra línea de investigación relevante se enfoca en la manufactura aditiva de metales, que es la impresión 3D de partes aeronáuticas. En el proceso tradicional de fabricación, las partes de un avión, como el ala, el tren de aterrizaje, el fuselaje o la cola, son maquinadas a partir de bloques o chapas de acero o aluminio. En cambio, en la manufactura aditiva, se construyen con el uso de impresoras 3D. Controladas por computadora, estas hacen la deposición de materiales, como polvos o alambres, capa por capa.

Léo Ramos Chaves Un técnico inspecciona una máscara de mecanizado químico empleada en la fabricación de paneles de fuselajes de avionesLéo Ramos Chaves

Estudios realizados por la multinacional GE muestran que, en el caso de un sistema de propulsión de un avión turbohélice de pequeño porte, la manufactura aditiva puede proporcionar la reducción de 855 a 12 partes y una disminución del 5% del peso. “La impresión 3D permite gran flexibilidad geométrica, un aprovechamiento de materiales y ahorro en costos. Es una tecnología revolucionaria, aún en desarrollo”, aduce Fernando Ferraz.

En los tres últimos años, Akaer tuvo una facturación promedio de algo más de 50 millones de reales. Su mayor cliente es Saab, pero también tiene como aliada a Embraer, desde 1993, y participó de casi todos los proyectos de la fabricante, entre ellos los jets regionales de nueva generación E2 y el carguero militar KC-390, el mayor avión ya construido en Brasil. Para los primeros, desarrolló el fuselaje central y la parte de conexión de este con las alas, mientras que para el carguero proyectó el fuselaje delantero, la cola vertical, el cono de cola y el spoiler (la superficie móvil de las alas). Boeing, Airbus y el fabricante de helicópteros Helibras son asimismo clientes de Akaer.

En el sector espacial, el principal proyecto en desarrollo es una cámara para nanosatélites, designación dada a pequeños satélites en forma de cubo a partir de 10 centímetros de arista. Con financiación del programa Investigación Innovadora en Pequeñas Empresas (Pipe, por sus siglas en portugués), de la FAPESP, Opto Space & Defense, una de las empresas integrantes del Grupo Akaer, proyectó una cámara con capacidad para captar imágenes de la superficie terrestre en alta definición, con una resolución cercana a 1 metro, en varios colores y bandas espectrales. La empresa ya ha sido contemplada con seis proyectos Pipe; dos de ellos se encuentran en marcha.

“Esas cámaras constituyen un avance tecnológico. Su arquitectura óptica puede aplicarse a diferentes plataformas de nanosatélites, lo cual es una ventaja”, explica Ferraz. Según él, este artefacto es el primero del género producido por Brasil y equipará un nanosatélite en desarrollo por parte de la empresa brasileña Visiona Tecnologia Espacial, en alianza con el Servicio Nacional de Aprendizaje Industrial (Senai), que tiene lanzamiento programado para el ano que viene. “Es un proyecto más en el que estamos trabajando para destacarnos en el mercado global como proveedores de soluciones de alta tecnología”, deja claro el presidente Cesar Silva.

Proyectos
1. Electrónica digital de procesamiento de datos para instrumentos generadores de imágenes de teledetección (nº 16/50150-7); Modalidad Investigación Innovadora en Pequeñas Empresas (Pipe); Investigador responsable Roney Ferreira Mazullo (Akaer); Inversión R$ 516.162,00.
2. Concepción del sistema para la misión EQUARS y plataforma de microsatélite (nº 16/50167-7); Modalidad Investigación Innovadora en Pequeñas Empresas (Pipe); Investigador responsable Cesar Celeste Ghizoni (Akaer); Inversión R$ 193.167,00.

Republicar