Imprimir Republicar

Estrategias

La innovación crece en las pequeñas empresas

Los números relativos al Programa de Innovación Tecnológica en Pequeñas Empresas (PIPE) están creciendo aceleradamente. Al final de febrero, este programa de la FAPESP, que ya lleva siete años en actividad, llegó a la marca de 405 proyectos y 332 empresas beneficiadas con inversiones en investigación tecnológica. En total se han invertido 55,2 millones de reales y 4,3 millones de dólares, valores utilizados por las empresas para el desarrollo de investigaciones que involucran la compra de equipos, incluso en el exterior, y la concesión de becas para los coordinadores de cada proyecto. El área que más solicitó financiamientos del PIPE es la de ingeniería, con 206 proyectos, seguida por agrarias, con 41, computación, con 34 y biológicas, con 29. La ciudad de São Paulo encabeza el número de proyectos: 107. En segundo lugar se ubica Campinas, con 67, São Carlos, 47, São José dos Campos, 29 y Ribeirão Preto, 8. Subdivididos en dos fases, la primera que realiza estudios de factibilidad de las ideas planteadas, y la segunda de desarrollo del prototipo o del proceso productivo, los proyectos del PIPE cuentan desde el final del año pasado con la posibilidad de tener una tercera fase: la de implementación de la producción y el plan de negocios. Esta etapa cuenta con financiación por medio de un convenio con el Programa de Apoyo a la Investigación en Empresas (Pappe) de la Financiadora de Estudios y Proyectos (Finep), dependiente del Ministerio de Ciencia y Tecnología.

Republicar