Guia Covid-19
Imprimir Republish

Trayectorias

La trayectoria de los ingenieros

Problemas estructurales y coyunturas económicas interfieren en la profesión

Carreiras aDANIEL BUENOLos años 2000 significaron un aumento en la oferta de cargos ligados a la ingeniería, así como de su remuneración. El estudio intitulado “Trayectorias de jóvenes ingenieros brasileños en el mercado formal durante los años 2000”, realizado por el Observatorio de Innovación y Competitividad (OIC) del Instituto de Estudios Avanzados (IEA) de la Universidad de São Paulo (USP), analizó el mercado para esos profesionales. Se realizó un seguimiento con 9.041 ingenieros recientemente graduados de hasta 25 años, a través de la Declaración Jurada Anual de Informaciones Societarias (Rais), del Ministerio de Trabajo y Empleo, un informe anual de cumplimiento obligatorio para todas las empresas. Los profesionales informales, tales como los prestadores de servicios o personas jurídicas, no fueron incluidos en este estudio, que también sirve como orientación para los que abandonan la universidad inmediatamente después de graduarse o incluso para estudiantes de maestría y doctorado. Se analizó el período comprendido entre 2003 y 2012, cuando los sueldos y cargos ligados a la ingeniería se incrementaron, en una situación disímil a la del período que se utilizó como comparación, entre 1995 y 2002.

El estudio reveló que el sueldo inicial de los jóvenes ingenieros en 2003, era un 24% mayor que en 1995, descontando la inflación del período. “En los años 1990, el área de ingeniería no compensaba económicamente; o se alcanzaba el cargo de gerente o director, o bien era mejor salir del área”, dice el economista Bruno César Araújo, responsable del estudio en el OIC y doctorando en Ingeniería de la Producción en la Escuela Politécnica de la USP, bajo la dirección de Mário Sérgio Salerno. Para Araújo, la ingeniería es muy sensible a la coyuntura de las inversiones realizadas en la economía. “Por eso mismo hay dudas sobre lo que va a ocurrir en los próximos años. En tiempos de crisis, hay tendencia a una caída en los atractivos de la profesión”.

Los profesionales mejor remunerados durante ese período fueron los ingenieros gestores de ingeniería, tales como los gerentes de producción, y los administradores fuera de la ingeniería, como son los gerentes de recursos humanos (RR.HH.). El sueldo promedio se ubicó en alrededor de 13.500 reales. El estudio divide a la categoría en nueve tipos. El que se mantiene a la cabeza, con 2.477 profesionales, es el de los ingenieros típicos, que ocupan cargos directamente relacionados con la ingeniería. Ese estrato, sumado al de los ingenieros típicos en transición, con 1.799 profesionales, representó el 50% del total. Los denominados de transición, cambiaron o están migrando hacia otras categorías como por ejemplo, la de administradores, pero permanecen dentro de su actividad principal. Los ingenieros típicos fueron aquéllos que, en promedio, se mantuvieron durante mayor tiempo en su puesto, 70 meses. A continuación, se ubicaron aquéllos que ocuparon cargos como administradores en el propio sector, con 50 meses. El primer empleo se obtuvo en los estados de São Paulo en un 20% del total, Río de Janeiro, un 11%, y Minas Gerais, un 8%. Un tercio del total comenzó a trabajar en empresas con más de 250 empleados. La especialidad más frecuente fue la de la construcción civil, con el 18,4%, seguida por los profesionales electricistas, con un 14,8%, y mecánicos, con un 11,6%.

El panorama que revela el estudio puede sufrir alteraciones según el desempeño económico del país, pero ese no constituye el único factor determinante. “El hecho es que Brasil dispone de muy pocos ingenieros por habitante: ocupamos el último puesto en esa lista entre los 35 países que conforman la OCDE [la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico]”, dice Carlos Américo Pacheco, director del Centro Nacional de Investigación en Energía y Materiales (CNPEM), en Campinas (São Paulo), y ex rector del Instituto Tecnológico de Aeronáutica (ITA). En su opinión, la demanda por esos profesionales se encuentra menos ligada a la situación económica eventual. “El mercado reacciona rápido, pero la sociedad, tal como lo muestra la historia reciente, se va adaptando y los ingenieros son muy versátiles, pueden ocupar diferentes cargos, principalmente como gerentes y directores”, sostiene.

Republish