CBMM
Imprimir Republish

Nombramientos

Los nuevos profesores eméritos de la USP

Colli (a la izq.) y Camargo: ejemplos de dedicación a la investigación y a la política científica

Marcia Minillo y Eduardo Cesar

En el mes de agosto, el bioquímico Walter Colli y el parasitólogo Erney Plessmann de Camargo fueron nombrados nuevos profesores eméritos de la Universidad de São Paulo (USP). La concesión de este título honorario fue aprobada por el Consejo Universitario el 9 de marzo de este año, ocasión en la que también se le otorgó este homenaje en forma póstuma al escritor y ensayista Antonio Candido de Mello e Souza, de la Facultad de Filosofía, Letras y Ciencias Humanas (FFLCH). Este título solo ha sido concedido a 20 personas en los 87 años de existencia de la universidad. Colli se graduó en la carrera de medicina de la USP en 1962, y cuando aún era un estudiante se desempeñó como ayudante en el laboratorio coordinado por Isaias Raw, también médico y bioquímico. Colli atribuye el éxito en su carrera a la existencia de buenas escuelas públicas, de las cuales fue alumno desde la enseñanza fundamental hasta la educación superior. “Siento que conmigo, el Estado cumplió su rol. Esto debería ser válido y seguirlo siendo para todos”, expresó, en el marco de la ceremonia de entrega del título que tuvo lugar el 10 de agosto. Experto en el estudio de la interacción entre el parásito Trypanosoma cruzi (causante de la enfermedad de Chagas) y la célula hospedante, Colli estima que han pasado por sus clases unos 6.000 alumnos durante sus 50 años de docencia. Fue director del Instituto de Química de la USP (IQ-USP) durante dos períodos. También estuvo al mando del Instituto Butantan, de la Asociación Brasileña de Tecnología de Luz Sincrotrón –el actual Centro Nacional de Investigaciones en Energía y Materiales (CNPEM)– y del Instituto de Relaciones Internacionales de la USP. Presidió la Comisión Técnica Nacional de Bioseguridad (CTNBio) y la Academia de Ciencias del Estado de São Paulo, y además fue miembro del Consejo Superior de la FAPESP y de la Coordinación Adjunta de la Dirección Científica de la Fundación. Camargo se graduó en medicina en 1959, obtuvo el doctorado en la Facultad de Medicina de Ribeirão Preto (FMRP), de la USP, y realizó una pasantía posdoctoral en el Instituto Pasteur de París. Desde hace 15 años se dedica a investigar la diversidad, la clasificación y la evolución de los tripanosomátidos, la familia de protozoos a la cual pertenece el T. cruzi. Al igual que Colli, fue director del Instituto Butantan y presidente de la CTNBio, como así también del Consejo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico (CNPq). Fue profesor titular de la Universidad Federal de São Paulo (Unifesp) y de la USP, donde todavía continúa trabajando como colaborador sénior. También fue presidente de la Fundación Zerbini, del Instituto del Corazón (InCor) de la USP, y es miembro del Consejo Superior de la Fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz). “En mis 45 años en la USP, la universidad me formó y me presentó a la intelligentsia brasileña e internacional”, dijo durante la ceremonia de otorgamiento del título, el 17 de agosto. “Aquí conocí e interactué con intelectuales notables. Pero más allá de haberme dado la oportunidad de granjearme amistades, la USP me pagó durante muchos años para hacer exactamente lo que me gustaba y sigo haciendo aún hoy como investigador y profesor sénior”.

Republicar