Prêmio CBMM
Imprimir Republish

Tecnociencia

Tests para diferenciar venenos

De ahora en adelante puede llegar a ser más fácil tratar a los pacientes que llegan a las guardias médicas tras sufrir picaduras de serpientes, de escorpiones o de arañas. Tests creados por el equipo del biólogo Carlos Chávez Olórtegui, de la Universidad Federal de Minas Gerais (UFMG), permiten identificar en forma precisa a la especie animal y la cantidad de veneno inoculada, informaciones importantes para la administración del suero correcto y en la dosis más adecuada.

Más rápidos que los métodos de diagnóstico actuales –fundamentados en el reconocimiento de signos clínicos (tales como el sudor intenso, náuseas y vómitos), que pueden demorar horas en aparecer–, los tests podrían realizarse en alrededor de una hora, usando tan solo algunos mililitros de sangre. Estas pruebas, elaboradas con reactivos brasileños y pequeñas placas importadas con 96 orificios, saldrán al mercado por menos de 10 reales por unidad, según estima Chávez.

El investigador inició hace pocos meses, con financiamiento de la Fundación de Apoyo a la Investigación de Minas Gerais (Fapemig), la producción a escala piloto de uno de los análisis, capaz de diferenciar la picadura de dos arañas: la araña marrón (Loxosceles sp.) y la araña de la bananera (Phoneutria sp.), y la del más letal de los escorpiones: el amarillo (Tityus serrulatus), cuyo veneno puede matar por paro respiratorio o cardíaco.

Chávez empezó a desarrollar los análisis hace ocho años, cuando todavía trabajaba en la Fundación Ezequiel Dias, un centro de producción de sueros y vacunas de Minas Gerais, tras constatar que existía una relación directa entre la concentración del veneno en la sangre y la gravedad de los síntomas. En aquel tiempo, elaboró también otros dos análisis: uno de éstos –capaz de discernir entre la picadura de la serpiente surucucú (Lachesis muta) y la de la labaria o equis oriental (Bothrops atrox), que causan reacciones similares– podría ser útil especialmente en la región amazónica, en donde estas dos serpientes responden por el 98% de las picaduras.

El otro identifica el veneno de la picadura de tres serpientes comunes en las regiones sudeste y centro-oeste de Brasil: la cascabel (Crotalus spp.), la yararaca o equis (Bothrops spp.) y la coral verdadera (Micrurus spp.). Ahora Chávez pretende reducir el tiempo de los tests de una hora a 20 minutos.

Republish