guia do novo coronavirus
Imprimir Republicar

Buenas prácticas

Un documento en favor de la ética

Daniel BuenoPara intentar mejorar el compromiso de los investigadores del área médica con las buenas prácticas en ciencias, el grupo que representa a las instituciones de enseñanza superior del Reino Unido, Universidades del Reino Unido (UUK), prepara un documento sobre la integridad en la investigación. El objetivo es promover esa integridad y dejar claro las responsabilidades de las instituciones, organismos de fomento e investigadores, además de proporcionar ejemplos de buenas prácticas. El documento se está elaborando en conjunto con las agencias de financiación y estará listo en abril.

La preocupación creció luego que un estudio del periódico inglés British Medical Journal (BMJ), divulgado en enero, durante un congreso en Londres, revelara que la comunidad científica británica ha fallado al lidiar con la mala conducta en la investigación médica. El BMJ entrevistó a 2.782 médicos y académicos constatando que un 13% demostró conocer casos de alteración o fabricación de datos realizada en forma deliberada por investigadores. Otro 6% afirmó saber al respecto de malas conductas ocurridas en sus instituciones que no habían sido debidamente investigadas.

Según la revista Nature, los participantes del encuentro solicitaron acciones más enérgicas. “Constituye el reconocimiento de que tenemos un problema”, dijo Fiona Godlee, editora jefe del BMJ. La cuestión no es algo nuevo para los británicos. El año pasado, un comité de ciencia y tecnología del Parlamento inglés ya había arribado a la conclusión de que la “integridad de la investigación en el Reino Unido es insatisfactoria”. Y en 2000, Lancet –otra importante revista de ciencias médicas– criticaba los errores de conducta y lamentaba que no se estuviera haciendo nada al respecto.

El comunicado final del congreso recomendó un refuerzo de los mecanismos que deberían asegurar la buena conducta en la investigación. En el Reino Unido no existe un organismo oficial nacional que actúe ante los problemas éticos en investigación científica con poderes legales o regulatorios. Lo más cercano a eso es el UK Integrity Research Office, una organización privada que ofrece consultoría y orientación sobre cuestiones relativas a la integridad de la investigación. Es mantenida por organismos gubernamentales, agencias de fomento, universidades e instituciones privadas involucradas con la investigación.

Republicar