Imprimir Republicar

Cambios climáticos

Un esfuerzo en tres frentes

Acuerdo estimula colaboraciones entre investigadores de São Paulo, Pernambuco y Francia

La FAPESP y la Fundación de Apoyo a la Ciencia y Tecnología del Estado de Pernambuco (Facepe) celebraron un término de cooperación científica y tecnológica destinado a apoyar proyectos realizados por investigadores de ambos estados en el campo de los cambios climáticos globales. El aporte económico será de cuatro millones de reales a lo largo de cinco años, divididos en partes iguales por ambas fundaciones. Además de la cooperación entre los dos estados, la iniciativa está abierta a la cooperación científica con Francia. La Facepe y la FAPESP negociaron con la Agencia Nacional de Investigación de Francia (ANR) un acuerdo destinado permitir el financiamiento por parte de las tres agencias de proyectos colaborativos entre científicos franceses, pernambucanos y paulistas. La ANR podrá financiar la mitad del valor de aquellos proyectos que atraigan la participación de investigadores de Francia, y la FAPESP y la Facepe se harán cargo de la otra mitad.

“La FAPESP ha celebrado acuerdos bilaterales con fundaciones de otros estados y con agencias de financiamiento internacionales, pero este modelo tripartito es una novedad para nosotros”, dijo Celso Lafer, presidente de la FAPESP. “Se trata de un modelo interesante para un tema, el de los cambios climáticos, que es global por excelencia”. De acuerdo con Diogo Ardaillon Simões, presidente de la Facepe, el acuerdo empezó a gestarse el año pasado, luego del lanzamiento del Programa FAPESP de Investigación sobre Cambios Climáticos Globales, que entre varios objetivos apuntaba a movilizar a investigadores de diversas partes del país y establecer asociaciones con fundaciones de otros estados. “Cuando la FAPESP lanzó ese programa abocado a articular e incrementar la capacidad de la investigación brasileña en lo que hace a los cambios climáticos, quedó claro para nosotros que Pernambuco debería integrarse a esa iniciativa “, dijo Ardaillon. La oportunidad de involucrar a Francia, según él, surgió más tarde, con el lanzamiento de un pliego de la ANR que contemplaba colaboraciones internacionales en investigaciones sobre cambios ambientales. Para Carlos Henrique de Brito Cruz, director científico de la FAPESP, esta articulación es esencial para la investigación de los cambios climáticos. “El tema requiere la movilización de grupos grandes de investigadores. Esperamos que los científicos se articulen y respondan a los llamados de proyectos”, afirmó.

El acuerdo abarca cuatro temas de interés específicos: la detección de cambios climáticos oceánicos mediante el monitoreo del Atlántico, los impactos sobre los recursos hídricos en el semiárido de Pernambuco y en el estado de São Paulo, las vulnerabilidades provocadas por la alteración del nivel del mar y el relevamiento del uso y de la cobertura de la tierra, mediante el empleo entre otras técnicas del sensoriamiento remoto y el modelado matemático. “Apuntamos a reforzar la musculatura de nuestra investigación científica en campos de estudio que tendrán impacto en Pernambuco, como el aumento del nivel del mar”, dijo Ardaillon. “Recife afronta problemas y es apuntada como una de las ciudades costeras más amenazadas”, afirmó. La ANR pretende invertir en temas más amplios que, con todo, no excluyen los tópicos de interés de las dos fundaciones brasileñas. Un llamado a la presentación de propuestas ya ha sido divulgado. Las propuestas pueden presentarse hasta el día 25 de junio, de involucrar la cooperación con la ANR, o hasta el 13 de julio, en caso de que se limiten a la FAPESP y la Facepe.

Republicar