guia do novo coronavirus
Imprimir Republicar

Cooperación

Unidos contra el cáncer

Los grupos de investigación sobre tumores se articulan en una red nacional

CÛdigo genÈticoEduardo Cesar | Macio MaginiA comienzos de marzo, se lanzó oficialmente una iniciativa dedicada a la articulación de los principales grupos de investigación del cáncer en Brasil. La Red Brasileña de Investigaciones sobre el Cáncer nace con la ambición de incentivar estudios básicos y aplicados, tales como la construcción de un mapa de los genes relacionados con el surgimiento de tumores y la realización de ensayos clínicos de nuevos tratamientos. “Además de las actividades de investigación básica, de soporte y relacionadas, por ejemplo, al genoma y al proteoma (la totalidad de las proteínas codificadas por un genoma) de los tumores, la idea de la red es invertir en investigación aplicada dirigida directamente a los pacientes”, dice Marco Antonio Zago, presidente del Consejo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico (CNPq). La coordinadora del programa es la investigadora Anamaria Camargo, del Instituto Ludwig de Investigaciones sobre el Cáncer (LICR, por su sigla en inglés).

La iniciativa reúne a 19 grupos ligados con varias instituciones, tales como la Facultad de Medicina de la Universidad de São Paulo, la Fundación Oswaldo Cruz, el Instituto Butantan, el Instituto Nacional del Cáncer, la Universidad de Brasilia y las universidades federales de Mato Grosso, Río de Janeiro y Uberlândia, además de la empresa Recepta Biopharma. A fines de 2008 la red fue contemplada con 5,38 millones de reales mediante un pliego conjunto del CNPq y del Ministerio de Salud, que priorizaba tres líneas de investigación: estudios de alteraciones moleculares en el cáncer de mama, ensayos preliminares de una vacuna terapéutica y estudios de epidemiología clínica del cáncer de mama, estómago y próstata. “Durante los próximos años se emitirán nuevos pliegos, ya que la red contará con un amplio apoyo”, expresa Luiz Eugênio de Souza, director del Departamento de Ciencia y Tecnología del Ministerio de Salud.

Al principio, los estudios deben concentrarse en los tumores con mayor prevalencia en Brasil. “Como no es factible comenzar con todo de una vez, definimos como primer objeto de estudios por parte de la red al cáncer de mama”, explicó la coordinadora de la red, Anamaria Camargo. Se espera que las informaciones generadas por los investigadores permitan aumentar el abanico de marcadores moleculares disponibles para este tipo de tumor, además de propiciar la identificación de nuevos blancos terapéuticos y la disminución de la mortalidad y la morbilidad asociados con la enfermedad. Para ello, los científicos trabajarán con base en la secuencia del genoma de una familia tumoral del cáncer de mama, que se realizó en el Laboratorio Nacional de Computación Científica (LNCC), en Río de Janeiro. El material biológico utilizado fue cedido por el LICR de Nueva York. El Instituto Butantan probará, en el ámbito de la nueva red, una vacuna contra el cáncer de ovario, uno de los tumores más frecuentes y agresivos. El medicamento desarrollado en Estados Unidos, será utilizado para evitar que el tumor reaparezca luego de la cirugía.

Según Andrew Simpson, director científico del LICR en Nueva York, una parte importante del trabajo de la red se encuentra vinculado con el avance en técnicas de diagnóstico. “Las tecnologías de secuenciado evolucionarán mucho en los próximos años, al punto que, a partir del genoma de un tumor específico, podremos estimar cómo responderá un paciente a determinado tratamiento”, explicó. De acuerdo con Luiz Eugênio de Souza, la red integrará a los investigadores que actúan en el abordaje epidemiológico, toda vez que la población brasileña presenta características muy específicas en comparación con otros países. “Así contaremos con capacidad para influir en la formulación e implementación de nuevas políticas para el Sistema Único de Salud, basadas en datos científicos que indiquen las características predominantes del cáncer en el país”, afirmó.

Republicar