Guia Covid-19
Imprimir Republish

Carta de la editora | 233

Alteraciones del comportamiento

La integridad en el comportamiento configura un valor común de la vida social y debería practicarse en todas las actividades humanas. En algunas áreas, tal como ocurre en el ámbito de la ciencia, los deslices de sus exponentes atraen la atención, posiblemente porque es de esperarse que, en una actividad erigida en base a principios y métodos, que busca el avance del conocimiento, no tenga cabida la mala conducta. Las dificultades que surgen para el establecimiento de buenas prácticas científicas, al margen de los escándalos, son el motivo del reportaje de tapa de la presente edición, que muestra diversas iniciativas de promoción de una cultura de integridad en universidades e instituciones de investigación en el mundo. Un hito de ese proceso en Brasil fue el lanzamiento del Código de buenas prácticas de la FAPESP, que se basa en tres pilares, siendo el primero, justamente, la educación, además de la prevención y de la averiguación. Las actividades educativas y de capacitación para investigadores en formación y formados, esenciales para la promoción de dicha cultura de integridad, son aún escasas en Brasil, aunque gradualmente ganan espacio e importancia dentro de las instituciones.

*

Las alteraciones del comportamiento humano, en el caso de la sexualidad, explicarían un cambio significativo en el perfil de los pacientes con cáncer de cabeza y cuello. Los tumores de lengua, paladar, amígdalas, faringe y laringe estaban asociados comúnmente a los varones mayores de 50 años, fumadores y consumidores inveterados de bebidas alcohólicas, pero en las últimas décadas han pasado a afectar a individuos entre los 30 y 45 años de edad que no presentan tales características comportamentales. Los indicios apuntan al virus del papiloma humano (VPH) como el causante de infecciones que facilitan la aparición de tumores en esas regiones. La asociación del virus con el cáncer podría estar relacionada al sexo oral con varias parejas, donde el uso del preservativo resultaría insuficiente como prevención, dado que no evita el contacto con áreas contaminadas no cubiertas con esa protección. En 10 años, los casos de cáncer de amígdalas asociados al VPH aumentaron del 25% al 80%. El cambio en el perfil de los pacientes se impone como un nuevo problema de salud pública, que debería conducir a la implementación de nuevas formas de prevención, además de su tratamiento.

*

Magda Soares, la primera educadora y la tercera mujer en obtener el premio Álvaro Alberto, el principal galardón científico que otorga Brasil, combina actividades de investigación sobre alfabetización, lectura y escritura con la transposición didáctica del conocimiento producido hacia la acción pedagógica, principalmente por medio de la elaboración de libros didácticos. Se abocó al estudio de la relación de los niños de los estratos populares con los adultos que los educan. En procura de identificar las causas del fracaso escolar de los chicos de las escuelas públicas, el diagnóstico de la docente invierte los términos de la explicación convencional: la deficiencia no es inherente al alumno, sino a la educación que él recibe. En un trabajo de la década de 1980, todavía en plena vigencia, plantea que las diferencias entre los alumnos se tratan como deficiencias porque la escuela no sabe lidiar con lo diferente. El cese de la discriminación hacia los niños de las escuelas públicas, según la educadora, es un cambio en el patrón de comportamiento necesario para una mejoría en la calidad de la enseñanza y, por lo tanto, del aprendizaje. Para la formación de científicos íntegros, así como de ciudadanos alfabetizados, aún hay mucho por hacer. La educación resulta vital en todas las actividades y durante toda la vida.

Republish