guia do novo coronavirus
Imprimir Republicar

Carta de la editora | 273

Avance en el estudio sobre el alzhéimer

Entre los beneficios resultantes del vínculo del Servicio de Verificación de Defunciones de la capital paulista con la Universidad de São Paulo, cobra relieve la colección de cerebros del Biobanco para Estudios del Envejecimiento. Los 3 mil ejemplares donados por familiares de personas a las que se les practicó autopsia constituyen una contribución valiosa para la investigación científica y hacen posibles avances en el estudio de males como la enfermedad de Alzheimer.

El análisis de 455 piezas de ese banco permitió mostrar que ciertos trastornos psiquiátricos que con frecuencia se asocian al alzhéimer pueden constituir el resultado de daños neurológicos típicos de los estadios iniciales de la enfermedad. Antes se pensaba que la depresión y la ansiedad, que muchas veces acompañan el envejecimiento, aumentarían el riesgo de desarrollar ese problema degenerativo crónico.

Como los síntomas más comunes del alzhéimer –pérdida de memoria, demencia– solo se manifiestan años después del inicio de las lesiones neurológicas, esa asociación con trastornos psiquiátricos puede ser útil para la medicina. Si se logra un diagnóstico precoz, posiblemente los pacientes saldrían más beneficiados de los tratamientos existentes y podrían contribuir al estudio de nuevos medicamentos, tal como muestra el reportaje de tapa de esta edición.

***

El Servicio Nacional de Aprendizaje Industrial (Senai), gigante de la educación para el trabajo en Brasil, implementó en 2013 una oportuna iniciativa de la Confederación Nacional de la Industria (CNI). Los Institutos Senai de Innovación (ISIs) se crearon para estimular la investigación y el desarrollo de soluciones relacionadas con los retos tecnológicos que plantea el sistema industrial brasileño. Tomando como inspiración a los institutos alemanes Fraunhofer, hoy en día existen 21 ISIs distribuidos por el país: en conjunto cuentan con 550 investigadores, de los cuales un 40% son magísteres o doctores, y ya llevan desarrollados más de 500 proyectos para el sector.

Con anterioridad a los ISIs, el Cimatec (Campus Integrado de Manufacturas y Tecnología), que se inauguró en 2002 en el estado de Bahía, despunta entre las iniciativas del Senai por su actividad abarcadora y por los vínculos dinámicos que mantiene con empresas de varias áreas. Este complejo incluye la formación de recursos humanos –con carreras técnicas, de grado y de posgrado en temas de interés para la industria – e investigación, con un centro tecnológico y tres ISIs, además de contar con la supercomputadora Yemoja.

Esta edición también informa acerca de dos iniciativas de fomento a empresas nacientes. En São Paulo, el Fondo de Innovación Paulista (FIP) finalizó la etapa de análisis de 1.600 oportunidades de negocios y elaboró un catálogo que incluye a 20 empresas. Con 105 millones de reales provenientes del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), Sebrae, Agência Desenvolve SP, Finep, FAPESP, y Jive Investments, el FIP colabora ahora en la administración y el estímulo al crecimiento de las compañías, con el objetivo de venderlas para 2021, cuando finalizará su campaña.

En la ciudad de Santiago, una iniciativa del gobierno chileno atrae a emprendedores locales y extranjeros con relación a sus programas de aceleración de nuevos negocios. Desde 2010, Startup Chile promovió 1.400 emprendimientos, de los cuales más de la mitad siguen en el mercado, habiendo generado 1.500 empleos locales y otros 5 mil en el exterior. Emprendedores de casi 80 países han pasado por esta aceleradora, que invirtió en el programa 30 millones de dólares.

Para finalizar, una buena noticia: el Museo Nacional recuperó de los escombros buena parte del esqueleto de Luzia, uno de los fósiles humanos más antiguos de América, y el valioso meteorito Angra dos Reis.

Republicar