guia do novo coronavirus
Imprimir Republish

PERFIL

Del cuartel al laboratorio

Antes de transformarse en docente de la Universidad Federal de Amazonas, un investigador cursó una carrera militar en la Fuerza Aérea

Archivo personalHijo de un cabo de la Aeronáutica, Adolfo José da Mota creció en un hogar abarrotado con insignias, uniformes militares y maquetas de aviones, por este motivo sus padres no se sorprendieron cuando le comunicó su decisión de cursar la carrera militar. En 1996, finalizado ya el ciclo de la enseñanza media, aprobó su admisión como soldado de primera clase, esto lo habilitó para asistir a cursos de auxiliar y de técnico en enfermería al mismo tiempo que trabajaba en el hospital de la Fuerza Aérea en São Paulo. “Ejercí como instrumentista en el centro quirúrgico y de emergencia en la UTI por un lapso de cinco años” recuerda.

En el mes de junio de 2001 concursó nuevamente, esta vez para sargento. Una vez aprobado fue transferido para São José dos Campos, en el interior de São Paulo, lugar donde trabajó como enfermero en el Centro Técnico de Aeronáutica (CTA) por otros cinco años. Insatisfecho con las perspectivas que le brindaba la carrera, optó por cursar una carrera de grado. Escogió biología, la carrera con la matrícula más barata en la Universidad de Vale do Paraíba (Univap).

La dirección de su carrera comenzó a variar en el momento en que Mota se postuló para una beca de iniciación a la investigación científica en el laboratorio del médico Francisco Gorgônio da Nóbrega. “Salí del laboratorio frustrado” relata, acerca de la primera charla sostenida con el profesor. “No comprendía nada de lo que él decía”. A pesar de las dificultades, fue admitido y comenzó su trabajo en investigación. Durante el día se repartía entre la carrera de grado y la investigación científica. Por la noche, cubría guardias en el CTA.

Entusiasmado con la dinámica de trabajo en el laboratorio, Mota aprovechó una política de incentivo al posgrado en la institución para dedicarse a su formación académica. Mientras cursaba la carrera, adelantó algunas materias de la maestría, lo que le permitió la defensa de su tesina en genética de microorganismos tan sólo un año después de graduarse. Cuando el trabajo en el CTA y las tareas de investigación se tornaron irreconciliables, no vaciló. “Hacia el final de 2006 solicité el retiro de la Aeronáutica y comencé el doctorado en el Instituto de Biociencias de la Universidad de São Paulo.”

Mientras trabajaba en genética, surgió en Mota la idea de analizar su propio ADN. Y descubrió que tanto él como sus hijas cargan una mutación genética responsable de un subtipo de diabetes mellitus. Este hallazgo motivó su interés por la genética humana, y por eso aceptó la invitación para trasladarse a Manaos y asumir un cargo docente en la Universidad Federal de Amazonas (Ufam).

Transcurridos ya seis años en la institución, el exmilitar de 40 años trabaja actualmente en la instalación de un laboratorio que produce test de diagnóstico de enfermedades moleculares a bajos costos en la propia universidad. La propuesta, presupuestada en 1 millón de reales, recibe aportes del Ministerio de Ciencia, Tecnología, Innovación y Comunicaciones (MCTIC) y de la Fundación de Apoyo a la Investigación Científica del Estado de Amazonas (Fapeam).

Republish