Imprimir Republish

Déficit de atención

Ejercicio y concentración

Pocos minutos de actividad física intensa bastan para mejorar bastante la concentración de niños y adolescentes con trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH), un problema neuropsiquiátrico que afecta hasta un 9% de las personas menores de 18 años y a un 4% de los adultos. Correr durante cinco minutos resultó suficiente para ubicar el nivel de atención de un grupo de niños y adolescentes con TDAH en valores cercanos a los de quienes no presentan ese problema. Investigadores de la Universidad de Mogi das Cruzes y de la Pontificia Universidad Católica de São Paulo calcularon el impacto de la actividad física mediante un test que se realizó con 56 chicos y chicas con edades entre 10 y 16 años. Catorce varones con TDAH y 14 que no lo padecían efectuaron una prueba en la que debían correr durante cinco minutos, mientras los demás observaban. A continuación, todos descansaron durante cinco minutos antes de encarar el siguiente desafío: un juego en la computadora. Los participantes con TDAH que habían hecho ejercicio cumplieron con esa tarea un 30% más rápido que aquéllos que sólo habían descansado, un tiempo similar al insumido por los muchachos no afectados por el problema (PLOS ONE, 24 de marzo).

Republish