guia do novo coronavirus
Imprimir Republicar

Nutrición

El arroz pierde nutrientes cuando hay más CO2 en el aire

Un trabajador transporta arroz recién cosechado en Myanmar, en el sudeste asiático

plix.com/ Creative Commons

Si las concentraciones de dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera continuaran aumentando al ritmo actual, el arroz podría tornarse menos nutritivo durante las próximas décadas y poner en riesgo la salud de casi 2 mil millones de personas que lo usan como alimento básico. Entre 2010 y 2014, un grupo de investigadores coordinado por la epidemióloga Kristie Ebi, de la Universidad de Washington, en Estados Unidos, cultivó 18 linajes de arroz en fincas de China y de Japón bajo diferentes concentraciones de CO2. Los niveles de ese gas presentes en la atmósfera pasaron de 280 partes por millón (ppm), antes de la revolución industrial, a las actuales 410 ppm. Para 2100 podrían llegar a 1.200 ppm en caso de que no se registren variaciones significativas en el modelo de emisión global. El arroz expuesto a concentraciones más altas de dióxido de carbono presentó un 10% menos de proteína, un 8% menos de hierro y un 5% menos de zinc que el cultivado con los niveles actuales de CO2. También se registró una reducción de su contenido de vitaminas del complejo B (Science Advances, 23 de mayo). Los niveles elevados de CO2 en la atmósfera reducen la concentración de nitrógeno, esencial para la producción de las vitaminas del complejo B en las plantas. Esas vitaminas influyen en la absorción de otros nutrientes y sobre el funcionamiento del sistema inmunológico en el organismo humano. Una de ellas, el folato o ácido fólico (vitamina B9), es esencial para un desarrollo adecuado del sistema nervioso central del feto. La reducción de los nutrientes del arroz podría causar un gran impacto en la salud maternoinfantil, sobre todo en los países más pobres que dependen del cereal, como son los casos de Bangladesh y Camboya, escribió Ebi en un texto de divulgación que salió publicado en la revista online The Conversation.

Republicar