Imprimir Republicar

Buenas prácticas

El CNRS crea una oficina de integridad científica

El Centro Nacional de Investigación Científica (CNRS, por sus siglas en francés), de Francia, instaurará una oficina para investigar los casos de sospecha de mala conducta, que estará a cargo del físico teórico Rémy Mosseri. El CNRS es la mayor institución de investigación básica de Europa. Con un presupuesto anual de 3.300 millones de euros (el equivalente a 14.500 millones de reales), congrega a más de mil laboratorios y emplea a alrededor de 15 mil investigadores, 14 mil ingenieros y 4 mil técnicos. La oficina de integridad científica dispondrá de un staff integrado por cinco empleados y responderá directamente al presidente de la organización, cargo que actualmente ocupa el matemático Antoine Petit.

La decisión de crear una instancia permanente de investigación coincidió con un repliegue del CNRS en un caso de mala conducta. En 2015, el comité disciplinario de la institución acusó al biólogo Olivier Voinnet de haber manipulado imágenes en cuatro artículos científicos y los suspendió de sus cuadros por dos años. Ahora el caso fue reconsiderado y se determinó que Voinnet, si bien era el líder del grupo de investigación, no participó ni tuvo conocimiento de la manipulación en cuestión. La creación de la oficina del CNRS también refleja una preocupación creciente por la mala conducta científica en el país. En 2017, se fundó la Oficina Francesa de Integridad Científica, un organismo nacional para promover buenas prácticas en universidades e institutos de investigación.

Republicar