Guia Covid-19
Imprimir Republish

fiebre Q

El combate contra la inflamación

Bastan cinco bacterias Coxiella burnetii para causar una neumonía llamada fiebre Q en seres humanos sanos, que puede derivar en daños en el corazón y en el hígado. Un estudio realizado por el biólogo Dario Simões Zamboni, de la Facultad de Medicina de Ribeirão Preto (Universidad de São Paulo), mostró que detrás de la eficiencia de esos microorganismos se encuentra la capacidad de inhibir la reacción inmunológica que elimina a las células infectadas (Nature Communications, 21 de diciembre). Más específicamente, impide la activación de enzimas caspasas dentro de un conjunto de proteínas llamado inflamasoma, que lleva a la liberación de una serie de sustancias que inducen un proceso inflamatorio. Detrás de ello está una proteína que los investigadores detectaron en la C. burnetii y a la que le dieron el nombre de IcaA (la abreviatura de inhibición de la activación de caspasa, en inglés). De acuerdo con Zamboni, la IcaA y otras proteínas aún desconocidas pueden servir para tratar procesos inflamatorios, incluso la sepsis.

Republish