guia do novo coronavirus
Imprimir Republicar

Antropología

El neandertal en cada uno de nosotros

Un estudio reciente apunta que el Homo Sapiens moderno podría conservar algo más de neandertal de lo que se creía hasta ahora. En un trabajo coordinado por científicos del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva, en Alemania, se estima que el porcentaje de ADN de ese homínido, extinto hace unos 30 a 40 mil años, presente en las poblaciones humanas actuales de origen no africano varía entre el 1,8% y el 2,6% (Science, 5 de octubre). Las poblaciones de Australia y Oceanía, seguidas por asiáticos y europeos, son las que presentan más material genético de origen neandertal (observe el mapa). Datos anteriores sugerían que el aporte de los neandertales −la especie más próxima al H. sapiens desde el punto de vista evolutivo− en el ADN humano fluctuaba entre un 1,5% y un 2,1%. En Europa, ambas especies habrían coexistido durante algunos miles de años y se produjeron cruzamientos sexuales entre ellos. La nueva comparación tomó como base una secuenciación de alta calidad del genoma completo de una hembra neandertal que vivió hace alrededor de 55 mil años. Un fragmento óseo de la mujer neandertal fue hallado en la caverna Vindija, en Croacia, a partir del cual se pudo extraer una muestra de ADN. También se tuvieron en cuenta para los análisis otros ADNs secuenciados de neandertales, de homínidos de Denisova (otra especie extinta) y de humanos modernos de diferentes partes del globo. Según el estudio, en el ADN de los neandertales hay indicios de que éstos recibieron material genético de los humanos entre 130 mil y 145 mil años atrás. Otro hallazgo del trabajo consistió en haber encontrado en las poblaciones actuales de seres humanos variantes de genes de origen neandertal que están relacionadas con aspectos de la salud: niveles de colesterol y de vitamina D en el plasma, trastornos alimentarios, acumulación de grasa abdominal, artritis reumatoide, respuesta a drogas psicotrópicas e incluso esquizofrenia.

Republicar