Imprimir Republish

BUENAS PRÁCTICAS

El perfil de la retractación de artículos de los autores brasileños

Investigadores de la Universidad Federal de Pernambuco (UFPE) realizaron un estudio del perfil de los artículos científicos de autores brasileños que fueron retractados entre 2002 y 2019. Con base en datos extraídos de la plataforma Retraction Watch, que recopila los casos de papers que han sido declarados inválidos por las revistas científicas que los publicaron, el grupo identificó 162 artículos retractados en ese período, de los cuales casi el 60 % se refería a casos de mala conducta científica: lo más frecuente fueron las imágenes duplicadas o adulteradas (un 14,2 % del total); el plagio o autoplagio (un 12,2 %), o los resultados falsificados o manipulados (un 5,4 %). Otro 19 % se anuló por errores o descuidos cometidos de buena fe y un 14,8 % por errores de las propias revistas. En un 6,1 % de los casos no se pudo determinar la causa de la retractación. El estudio salió publicado en el mes de noviembre en la revista Transinformação.

Las retractaciones en su mayoría correspondían a trabajos en el campo de las biociencias (27 artículos anulados por mala conducta y 9 por errores), la medicina clínica y experimental (15 artículos por mala conducta y 8 por errores) y la química (21 artículos por mala conducta y 1 por errores). La científica de la información Karen Santos-d’Amorim, del Departamento de Ciencias de la Información de la UFPE, autora principal del estudio, explica que esas áreas publican un gran volumen de trabajos. “Era de esperarse que también tengan más artículos retractados”, dice. Las universidades de Campinas (Unicamp) y de São Paulo (USP) fueron las instituciones con más papers retractados: 35 y 19, respectivamente. Tras ellas, aparecen la Universidade Estadual Paulista (Unesp) y la Federal de Rio Grande do Sul (UFRGS), con 6 artículos cada una, y las federales de Mato Grosso (UFMT), de Espírito Santo (Ufes), de Minas Gerais (UFMG), de Viçosa (UFV) y la Estadual de Maringá (UEM), con 3 artículos cada una.

En su estudio, Santos-d’Amorim constató que, de las 114 revistas que retractaron artículos de autores brasileños, 31 eran de Brasil, como Jornal de Pediatria y Brazilian Journal of Biology. Según ella, esto sugiere que las políticas editoriales de retractación no se limitan a las publicaciones internacionales, sino que están muy extendidas en el país. “Brasil está invirtiendo en iniciativas de promoción de la integridad en la investigación científica y cada vez más editores se sienten estimulados a apostar por políticas de esta índole”, señaló la investigadora. La investigación del grupo de la UFPE ha destacado el alcance de las revistas que anularon artículos de autores brasileños: 24 de las retractaciones fueron en revistas con un factor de impacto (FI) superior a 5: esto significa que, en promedio, cada paper de esas revistas sumó al menos 5 citas en otros trabajos, lo que denota su repercusión. Otras 52 se registraron en títulos con FI entre 2 y 5; 25 en revistas con FI menor a 2, y 36 en publicaciones que no tienen medido el factor de impacto.

Republish