guia do novo coronavirus
Imprimir Republicar

Buenas prácticas

Incentivo a la publicación de resultados inesperados

Desde hace dos años, el Instituto de Salud de Berlín (BIH, por sus siglas en inglés), centro alemán en el que trabajan alrededor de 7 mil investigadores, abona un incentivo de 1.000 euros a aquellos científicos que publiquen resultados diferentes a lo esperado –los resultados denominados nulos–, o bien estudios que intenten reproducir los resultados de trabajos anteriores. El mismo monto también se ofrece para la publicación de resultados de investigaciones con animales previamente registrados o de trabajos que utilicen datos generados por otros grupos. Ese dinero no queda para los investigadores. Se deposita en un fondo que se destina, por ejemplo, a la financiación de viajes de estudiantes o para experimentos. Según expresa Ulrich Dirnagl, director del Centro de Transformación de Investigación Biomédica del BIH, aquellos que obtienen varios bonus descubren que ganan “un suculento extra para sus fondos de investigación”.

Poco usual, este tipo de incentivo financiero forma parte de un programa mayor para elevar la transparencia en la investigación y la confianza en la ciencia, cuya descripción detallada figura en la edición de febrero de la revista científica PLOS Biology. Existe una preocupación internacional al respecto de que la presión para generar resultados positivos, con mayor posibilidad de ser publicados por revistas científicas de fuste, esté induciendo a algunos investigadores a divulgar datos sesgados, que luego no se logran confirmar los trabajos de otros científicos. El instituto ve en este programa una oportunidad para estimular el debate sobre la integridad científica. “Tal vez estemos premiando actitudes que deberían formar parte del proceso habitual, pero es necesario hacerlo”, le dijo Dirnagl a la revista inglesa Times Higher Education.

El BIH también aplica los mismos principios a la progresión de la carrera de los investigadores. Quien que se postula para un cargo como docente debe relatar cómo promovió la realización de una ciencia responsable. Los postulantes también deben describir sus cinco trabajos principales, pero no pueden revelar en qué periódicos fueron publicados.

El propósito es desalentar el exceso de confianza en la reputación de las revistas y estimular a los investigadores a enfocarse en el contenido de sus artículos, independientemente del impacto de la revista que los publicó. “Estamos intentando impulsarlos a considerar diversos factores e ideas”, dijo Dirnagl.

Republicar