Imprimir Republicar

Estrategias

La aventuras de la nanociencia

La Universidad Estadual de Campinas (Unicamp) y el Laboratorio Nacional Luz Sincrotrón (LNLS), con el apoyo de la FAPESP y de la Fundación Vitae, desarrollaron un proyecto para difundir lúdicamente la nanociencia y la nanotecnología entre jóvenes con edades entre 9 y 13 años. Denominado nanoaventura, este proyecto utiliza juegos electrónicos, cine en tres dimensiones, teatro, música y animación para simular las actividades de los científicos en laboratorios. Los participantes pueden realizar un paseo virtual por los laboratorios de la Unicamp y del LNLS, y hacer experimentos manipulando átomos, por ejemplo. En otro juego es posible aplicar fármacos en una célula dañada para intentar la cura. Las actividades incluyen también el montaje de un nanocircuito electrónico y el manipuleo de átomos sobre una superficie cubierta de impurezas, que podrá limpiarse empleando un microscopio de fuerza atómica. “Quisimos mostrar cómo lo científicos lo hacen en el mundo real”, dice Marcelo Knobel, coordinador del equipo responsable por la nanoaventura y profesor del Instituto de Física de la Unicamp. La nanoaventura se desenvuelve dentro de una especie de carpa –una estructura de lona sostenida por acero, de 9 metros de altura y 19 metros de diámetro– erigida en el Parque Taquaral, de Campinas, con una capacidad máxima para 48 personas. La tienda puede desmontarse y transportarse a otras ciudades del país. El proyecto se inició el día 4 de abril en Campinas, y luego se trasladó a Río de Janeiro, donde fue presentado en el marco del 4º Congreso Internacional de Centros y Museos de Ciencia.

Republicar