Imprimir Republicar

Matematica

La primera matemática que gana el premio Abel

Karen Uhlenbeck, quien mantuvo un programa de mentoría en matemática destinado mujeres

Andrea Kane/Instituto de Estudios Avanzados/ Princeton

La estadounidense Karen Keskulla Uhlenbeck es la primera mujer que recibe el premio Abel, uno de los más importantes en matemática. Inspirado en el Nobel, el Premio Abel es otorgado anualmente por el rey de Noruega a los matemáticos que han influido de manera importante en el desarrollo del área, desde el 2003. Profesora emérita de la Universidad de Texas en Austin, Estados Unidos, Uhlenbeck ha tenido un rol relevante en diferentes campos de las matemáticas, tal como la teoría de medidores y sistemas integrados, con impacto en las matemáticas y en la física. A los 76 años, permanece activa: hace ejercicios por la mañana y, por la tarde, va a uno o dos seminarios o se encuentra con colaboradores para conversar sobre matemática, según comentó recientemente en una entrevista (Scientific American, 27 de marzo). Ella comenzó su licenciatura en física y, en las clases de cálculo, se encantó con la matemática, área en la que se graduó en la Universidad de Michigan, en 1964. Después de su doctorado en la Universidad de Brandeis, enseñó en el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) y en la Universidad de California, en Berkeley. Casada con el bioquímico Olke Uhlenbeck, tuvo dificultades para encontrar un puesto fijo como profesora. Las universidades argumentaban que no podían contratar marido y mujer, para evitar el nepotismo. “Yo prefería que hubiesen sido honestos y dijeran que no me contrataban porque era mujer”, escribió en un perfil autobiográfico en el libro Journeys of women in science and engineering: No universal constants (Temple University Press, 1999). En Austin, mantuvo un programa de mentoría en matemáticas para mujeres. Con el premio, anunciado el 19 de marzo, Uhlenbeck recibirá 6 millones de coronas suecas (alrededor de 700 mil dólares).

Republicar