Prêmio CBMM
Imprimir Republish

Biodiversidad

La vida silvestre se redujo un 68% en las últimas cinco décadas

El jaguar o yaguareté (Panthera onca), el mayor carnívoro de América Latina, vulnerable a las alteraciones en el ambiente

Joao Carlos Medau/ Wikimedia Commons

Las poblaciones de mamíferos, aves, reptiles, peces y anfibios de unas 4.400 especies se redujeron un 68% entre 1970 y 2016 en todo el mundo y se estima que este declive se debe fundamentalmente a la degradación ambiental asociada a la actividad humana. Esa conclusión consta en un estudio del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), en el cual se evaluó la situación de alrededor de 20 mil poblaciones silvestres de esas especies. La merma más pronunciada se produjo en América Latina. La región registró una disminución del 94% en la abundancia de sus especies salvajes durante ese período. Otro estudio constató una tendencia similar. En los últimos 500 años, Latinoamérica perdió el 60% de su fauna de mamíferos (Scientific Reports, 15 de septiembre). Brasil fue el tercer país más afectado por el proceso de defaunación, tan solo detrás de Nicaragua y de Honduras, siendo los biomas del Bosque Atlántico y de la Caatinga [matorral xerófilo] los ecosistemas más afectados. En ellos se registró, respectivamente, una disminución del orden del 75% y del 62% en las poblaciones de mamíferos de mediano y gran porte, los más afectados por el proceso de extinción.

Republish