guia do novo coronavirus
Imprimir Republicar

Geografía

Las actividades humanas alteran la desembocadura de los ríos

El delta del río Amazonas, que se reduce 1 km2 por año a causa de la agradación

NASA

La deforestación de las selvas y la construcción de represas están alterando la desembocadura de los ríos en todo el mundo, tal como revela un análisis de 11 mil puntos en los que los cursos fluviales desembocan en el mar. La tala incrementa el volumen de sedimentos que llega a los ríos, contribuyendo para obstruir los desagües, mientras que el embalse de las aguas reduce el transporte de sedimentos, lo que provoca la ampliación de la desembocadura. Este análisis, un trabajo llevado a cabo por científicos de las universidades de Utrecht y Wageningen, ambas en los Países Bajos, indica que en los últimos 30 años los deltas de los ríos de todo el mundo se redujeron, en promedio, 54 kilómetros cuadrados (km2) por año, como consecuencia de la agradación. En América del Sur, los estuarios de los ríos se estrecharon, en promedio, 33 km2 por año a causa de la acumulación de sedimentos. El que más se redujo fue el delta del Paraná, a un ritmo promedio de 9 km2 por año, que es el mayor valor registrado entre los 18 mayores deltas del mundo. El del São Francisco perdió 2 km2, y el del Amazonas, 1 km2. En tanto, la desembocadura que más se extendió fue la del río Amarillo, en China, que creció 8,3 km2 cada año. Según indican los autores, a escala global, la agradación fue mayor que la pérdida de sedimentos. Sin embargo, en los próximos años, la construcción de represas y la extracción de arena aumentarán en los países en desarrollo, reduciendo la acumulación de sedimentos fluviales en los deltas de los ríos.

Republicar