Guia Covid-19
Imprimir Republish

Comunicación

Más complicados, incluso para los científicos

Cada vez resulta más difícil leer y comprender los artículos científicos, el instrumento por excelencia para compartir ideas y resultados entre los investigadores. Y el aumento de esta dificultad no se debe solamente a una mayor producción y especialización de las áreas de la ciencia. Según estudios recientes, ocurre que los textos son cada vez más herméticos a causa del uso excesivo de siglas y jerga académica. La ecóloga Zoe Doubleday, de la Universidad del Sur de Australia, y el estadístico Adrian Barnett, de la Universidad de Tecnología de Queensland, ambas en Australia, analizaron 24 millones de títulos y 18 millones de síntesis de artículos publicados entre 1950 y 2019. En este período, el uso de acrónimos creció 10 veces en los resúmenes (de 0,4 cada 100 palabras a 4 cada 100) y 3,4 veces en los títulos. En el material analizado se identificaron 1.112.345 acrónimos diferentes, pero tan solo 2 mil (el 0,2% del total) se utilizaban regularmente. La mayoría (un 79%) apareció menos de 10 veces en siete décadas (eLife, 23 de julio). En un estudio anterior, el grupo de William Thompson, del Instituto Karolinska, en Suecia, analizó 709 mil resúmenes de trabajos publicados entre 1881 y 2015 e identificó un incremento en el uso innecesario del lenguaje científico específico. Un estudio reciente de 21 mil artículos de espeleología publicados en los últimos 30 años señala que un uso más asiduo de la jerga académica reduce el número de veces que el trabajo es mencionado en otros artículos (bioRxiv, 21 de agosto).

Republish