Imprimir Republish

Tecnociencia

Más enfermedades mentales

012-015_Tecnociencia_208-1Daniel BuenoBajo protestas, la Asociación Estadounidense de Psiquiatría (APA) presentó en mayo la quinta edición del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM), utilizado en todo el mundo. En un comunicado público, Thomas Insel, director del Instituto Nacional de Salud Mental (NIMH, por sus siglas en inglés), criticó la falta de marcadores biológicos de validación de los diagnósticos de las enfermedades mentales, dado que el manual se sigue elaborando todavía con base únicamente en signos y síntomas, sin parámetros objetivos de laboratorio. En una declaración conjunta, el NIMH y la APA reconocieron que el manual expresa el estado del arte del conocimiento en este campo y que las mejoras en los diagnósticos son más que bienvenidas. Allen Frances, coordinador de la edición anterior del DSM, advirtió que el nuevo manual amplió la posibilidad de encuadrar como trastornos mentales problemas que antes eran registrados como normalidad. Comer en exceso 12 veces en tres meses, por ejemplo, dejó de ser una señal de gula y se convirtió en un indicador de trastorno mental. Preocupado con cierta aparente exageración, Miguel Jorge, profesor de psiquiatría de la Universidad Federal de São Paulo (Unifesp), comentó que cualquier niño irritable podría ahora ser diagnosticado como portador de trastorno del humor. El concepto de depresión es también ahora más abarcador: una persona en duelo durante al menos dos semanas puede recibir ese diagnóstico. El desorden disfórico premenstrual, la forma más grave de síndrome premenstrual, pasó a clasificarse como un trastorno mental. Y ahora existe un solo nombre –trastorno del espectro autista– para designar a las cuatro formas de esta enfermedad.

Republish