Guia Covid-19
Imprimir Republish

Literatura

Protagonismo recuperado

Investigaciones echan luz sobre la trayectoria de la novelista negra Maria Firmina dos Reis, pionera de la literatura antiesclavista en Brasil

Silvana Mendes

A partir del desarrollo de estudios académicos iniciados hace dos décadas y que cobraron fuerza en los últimos cinco años, la historiografía literaria empezó a brindarle reconocimiento a Maria Firmina dos Reis (Maranhão, 1822-1917) como fundadora de la literatura negra y de la novela antiesclavista en Brasil. A principios de la década de 2000, había pocos estudios sobre la obra de esta autora, pero hoy en día se la considera un hito fundamental para el análisis de la obra de los intelectuales negros. Sin embargo, todavía hay lagunas que deben investigarse. Entre ellas el origen paterno de la escritora y el paradero de los manuscritos de su novela Úrsula, editada en 1857 y considerada como uno de los primeros libros publicados en el país por una mujer.

Dos Reis colaboró con diversos periódicos marañenses durante más de medio siglo, publicando poesías, crónicas y cuentos, entre los que figuran Gupeva (1861) y A escrava (1887). “Ella fue la mujer con mayor presencia en la prensa de Maranhão durante todo el siglo XIX”, informa Algemira de Macedo Mendes, docente del Departamento de Letras de la Universidad Estadual de Piauí (Uespi). Aun así, su trayectoria literaria acabó siendo olvidada, un panorama que comenzó a revertirse tan solo a partir del decenio de 1970, más de 50 años después de su muerte. En ese entonces, el historiador y bibliógrafo de Paraíba Horácio de Almeida (1896-1983) encontró en una pequeña librería carioca una edición de Úrsula y se la mostró al poeta y periodista José Nascimento Morais Filho (1922-2009), que era amigo suyo. Por la misma época, en el marco de una investigación que se llevó a cabo en los archivos públicos, Nascimento Morais Filho descubrió el nombre de la escritora en textos editados en revistas y periódicos. Ambos investigadores terminaron descubriendo que el libro ya mencionado –Úrsula–, escrito bajo el seudónimo de “una marañense”, era obra de Reis.

Para conocerla mejor, Nascimento Morais Filho resolvió llevar a cabo un vasto estudio. “Luego de ese descubrimiento, publicó anuncios en los periódicos solicitando a los lectores que le enviaran información sobre trabajos elaborados por la escritora”, relata De Macedo Mendes, quien defendió su tesis doctoral sobre Dos Reis en la Pontificia Universidad Católica de Rio Grande do Sul (PUC-RS), en 2006. En 1975, Nascimento Morais Filho editó la biografía que tituló Maria Firmina: Fragmentos de uma vida, publicada bajo el sello editorial COCSN. Aún en la década de 1970, De Almeida preparó una nueva edición de Úrsula a pedido de la gobernación del estado de Maranhão. Así, Nascimento Morais Filho y De Almeida dieron inicio al proceso de recuperación de la vida y obra de Dos Reis, cuyo desarrollo continúa.

Ilustraciones: Silvana Mendes

Según De Macedo Mendes, hasta principios de la década de 2000, los pocos estudios sobre Dos Reis involucraban solamente a instituciones de Maranhão. Fue a partir del interés de investigadores de São Paulo y de Río de Janeiro que su producción comenzó a ganar terreno en las universidades de todo Brasil. Uno de los acontecimientos que contribuyeron para la difusión de su obra fue la promulgación, en 2003, de la Ley Federal nº 10.639, que estableció la obligatoriedad de la enseñanza de la historia y de la cultura afrobrasileña y africana en las escuelas de todo el país, a partir de la enseñanza fundamental. “Esa legislación provocó una gran circulación de la obra de los escritores afrobrasileños entre todos los públicos”, argumenta, recordando que el proceso de rescate también fue propiciado por el interés creciente de los académicos por investigar la narrativa de las poblaciones históricamente oprimidas, más allá de la ascensión de los estudios de género.

El profesor Danglei de Castro Pereira, docente de literatura brasileña en la Universidad de Brasilia (UnB), coincide con De Macedo Mendes cuando afirma que la nueva ley despertó el interés por los autores negros, contribuyendo a una revitalización de la obra de Dos Reis y también para la lectura de autores célebres, tales como Machado de Assis (1839-1908) y Lima Barreto (1881-1922). Entre 2017 y 2018, Úrsula ganó 13 nuevas ediciones, totalizando a la fecha 23. Además, instituciones como la Universidad Federal de Rio Grande do Sul (UFRGS) y la PUC-RS incluyeron la obra en la lista de textos obligatorios en sus exámenes de ingreso. Anteriores a los hallazgos recientes que ponen de relieve su protagonismo, los libros de texto de mayor circulación en las carreras universitarias, tales como História concisa da literatura brasileira (1970), de Alfredo Bosi, y Formação da literatura brasileira (1959), del crítico Antonio Candido (1918-2017), no hacen justicia, sin embargo, al protagonismo de la escritora.

En sintonía con este proceso, Calila das Mercês, que en su doctorado en literatura en la Universidad de Brasilia (UnB) elabora un listado de las autoras negras contemporáneas, recuerda que en 2017, la Secretaría de Cultura del Distrito Federal creó el Sello Maria Firmina dos Reis, con el propósito de revalorizar la producción literaria de los afrobrasileños y ampliar la disponibilidad de los libros de autores negros en las bibliotecas públicas. “El rescate de Dos Reis forma parte de un conjunto de fuerzas que se han propuesto entender la historia negra en el país, en sintonía con el pensamiento de intelectuales como la escritora Conceição Evaristo, que circulan entre la academia y el movimiento negro”, analiza Das Mercês. En 2018, Edições Câmara, la editorial de la Cámara de Diputados, publicó las obras completas de Dos Reis.

Una novela pionera
El texto de Úrsula transcurre a mediados del siglo XIX y relata la historia de Tancredo y Úrsula, dos enamorados que se enfrentan a las adversidades para poder concretar su relación. Los protagonistas son blancos. El abordaje crítico a la esclavitud y a la estructura patriarcal de la sociedad les cabe a los personajes negros. “Este libro, la única novela conocida de Dos Reis, al que ahora se lo considera el primero de la historia literaria brasileña en posicionarse abiertamente contra el régimen esclavista, se anticipa en más de 10 años a otras obras que hasta hace pocos años se consideraban pioneras, tales como O navio negreiro [1870], del bahiano Castro Alves [1847-1871], y A escrava Isaura [1875], del Bernardo Guimarães [Minas Gerais, 1825-1884]”, dice De Macedo Mendes, de la Uespi.

De Castro Pereira, de la UnB, explica que el libro se encuadra en la tradición romántica brasileña, que se caracteriza por la valoración del nacionalismo, su carácter sentimental y la subjetividad. “Dos Reis fue una de las primeras autoras que dio voz a los personajes periféricos, al tiempo que su obra está anclada en el Romanticismo, a causa de la perspectiva burguesa del mundo que describe. En este sentido, Úrsula reproduce las convenciones sociales de su época, pero también aborda elementos relacionados con la marginación de los negros, a los cuales retrata como sujetos y no como objetos del relato”, analiza el investigador.

En su tesis doctoral intitulada “Corpo de romances de autoras negras brasileiras (1859-2006): Posse da história e colonialidade nacional confrontada”, distinguida en 2020 con el Premio Capes de Tesis en el área de Lingüística y Literatura, Fernanda Rodrigues de Miranda propone una lectura de Dos Reis como autora fundacional. “Es decir, a partir de ella puede identificarse el desarrollo de todo un repertorio de novelas de autoras negras brasileñas”, dice Rodrigues de Miranda, quien defendió su tesis en la USP. A su juicio, Dos Reis tenía una postura política avanzada para su época, algo que queda manifiesto en el carácter realista del discurso de Suzana, una de las protagonistas negras de Úrsula. En uno de esos pasajes, al oír de Túlio, otro personaje negro, que obtuvo su manumisión, Suzana lo cuestiona haciendo mención a aquellos que seguían esclavizados. “La autora introduce una reflexión acerca de la necesidad de pensar en el momento posterior a la Abolición, haciendo hincapié en el hecho de que no basta con terminar con la esclavitud, también es necesario modificar el orden jerárquico de la sociedad, en un debate que aún es de actualidad”, analiza Rodrigues de Miranda. “Los personajes negros forman parte de la trama del conflicto de los blancos, pero los roles que ellos desempeñan son los responsables de la fuerza que transmite la novela”, sostiene, argumentando que Dos Reis construyó un imaginario que contribuyó bastante para la comprensión de la realidad nacional. En su tesis, al proponer un corpus literario conformado por las autoras negras desde el siglo XIX, Rodrigues de Miranda se propuso visibilizar esa producción nacional, sometida a un proceso de supresión a lo largo de la historia.

Ilustraciones: Silvana Mendes

Maria Firmina dos Reis nació en São Luis do Maranhão en 1822. A los 8 años, huérfana de madre, se mudó a la casa de una tía en la ciudad de Guimarães, donde vivió hasta el final de su vida. La familia estaba en una buena posición económica y dedicó esfuerzos para que la escritora pudiera estudiar, algo inusitado entre las mujeres negras. “No hay pruebas de que ella haya asistido a la escuela. Probablemente fue educada en su hogar”, reflexiona la historiadora Régia Agostinho da Silva, de la Universidad Federal de Maranhão (UFMA). En 1847, Dos Reis aprobó un concurso público como maestra de escuela primaria, cargo que desempeñó hasta jubilarse, en 1881. La biografía escrita por Nascimento Morais Filho, relata que cuando Dos Reis aprobó el concurso, su familia quiso que la trasladasen en un palanquín cargado por esclavos para firmar los documentos de aprobación, algo que ella habría rehusado. “Ese dato fue recabado a partir de relatos orales, y puede que eso no haya ocurrido efectivamente. Independientemente de ello, el hecho perduró en el imaginario colectivo”, comenta Da Silva.

Un año antes de jubilarse, Dos Reis fundó la primera escuela mixta del estado de Maranhão, destinada a niñas y niños de escasos recursos. Falleció a los 95 años de edad, dejando 11 hijos adoptivos. Hasta 2018, según consta en la biografía escrita por Nascimento Morais Filho, se creía que Dos Reis había nacido el 11 de octubre de 1825, hija de madre portuguesa. Investigaciones que se llevaron a cabo ese año en archivos de registros notariales y sacristías de São Luís permitieron comprobar que la escritora nació el 11 de marzo de 1822 y era hija de una esclava liberta.

A pesar de los descubrimientos de los últimos años, aún queda mucho por investigar. Todavía se desconoce, por ejemplo, el origen del padre de Dos Reis, los pormenores de su educación y si cuando ella nació su madre ya era una esclava manumisa. Otra laguna se refiere a su apariencia física. No se conocen fotografías ni retratos al óleo de la autora. Hasta 2012, en un muro de la Concejo Municipal de Guimarães, Dos Reis aparecía representada como una mujer blanca.

Más allá de los manuscritos de Úrsula, teniendo en cuenta el extenso período en el que Dos Reis escribió y publicó, los investigadores no descartan la posibilidad de hallar otros textos de su autoría. Además de Úrsula y de los cuentos, hasta ahora se ha localizado el libro de poemas Cantos à beira-mar (1871). “Dos Reis plasmó en su novela una memoria pionera sobre la diáspora africana y lo que conocemos de ella es tan solo la punta del iceberg: aparecerá mucho más”, prevé Da Silva, de la UFMA. En 2012, ella defendió su tesis doctoral sobre Dos Reis en la USP. “Los relatos de la autora merecen que la academia les preste más atención. Asimismo, también se torna necesaria la elaboración de una nueva biografía, que actualice el trabajo de Nascimento Morais Filho e incluya los hallazgos recientes”.

Artículo científico
SILVA, R. A. y FERNANDEZ, R. A. Maria Firmina dos Reis: Intérprete do Brasil. Letrônica. v. 13, n. 1. p.1-12. abr. 2020.

Libro
MENDES, A. M. A escrita de Maria Firmina dos Reis na literatura afrodescendente brasileira: Revistando o cânone. Lisboa: Chiado Editora, 2016.

Republish