Imprimir Republish

BUENAS PRÁCTICAS

Revisora plagiada

Un matrimonio de investigadores indios de la Universidad Rhodes, en Sudáfrica, fue despedido después de una investigación en la que se confirmó que ambos falsificaron e inventaron datos en un estudio remitido a revistas científicas hace tres años. En 2011, Bhupesh Samant y su esposa, Mugdha Sukhthanakar, por entonces docente del Departamento de Farmacia, enviaron un artículo al Journal of Bioorganic and Medicinal Chemistry. Por desgracia para ellos, la revisión del paper la realizó Rowena Martin, bióloga de la Australian National University. Inmediatamente notó que contenía tramos plagiados de un trabajo que ella misma había publicado. Previamente, el artículo de los indios había sido rechazado por el European Journal of Medicinal Chemistry. “Uno de los editores de la revista me solicitó que leyera el trabajo y emitiese un dictamen”, declaró Martin al sitio web University World News. “Más allá del plagio, el artículo contenía datos que habían sido inventados”, explicó. Susan Smailes, directora de proyectos especiales de la Universidad Rhodes, dijo que la pareja prometió aportar pruebas de la veracidad y originalidad de la investigación, pero eso nunca ocurrió. Antes de que la investigación concluyera, ellos regresaron a la India.

Republish