Guia Covid-19
Imprimir Republish

impacto

Un asteroide eliminó organismos marinos

Dibujo de un plesiosaurio, un lagarto marino extinto hace 66 millones de años

Wikimedia CommonsDibujo de un plesiosaurio, un lagarto marino extinto hace 66 millones de añosWikimedia Commons

Fue una tragedia colosal. El asteroide de un diámetro estimado en diez kilómetros (km) de diámetro que cayó sobre la península de México hace 66 millones de años, además de matar a los dinosaurios, puede haber favorecido una intensa proliferación de algas que habrían contribuido en la extinción masiva de organismos marinos (Journal of Geophysical Research, diciembre de 2015). Científicos de la Universidad Purdue, en Estados Unidos, arribaron a la conclusión de que el impacto del asteroide, tras abrir un cráter de 180 km de diámetro y 20 km de profundidad, liberó una cantidad inmensa de partículas incandescentes de rocas que, además de quemar plantas y animales, liberaron a su vez óxido de nitrógeno. Simulaciones computacionales indicaron que esas sustancias podrían formar nubes y precipitarse en forma de lluvia ácida. Esa lluvia ácida podría aumentar los niveles de nitrato de los océanos y favorecer la multiplicación de algas, que habría reducido los niveles de oxígeno del agua y producido toxinas letales para invertebrados, peces, plantas y otros habitantes del mar. Esta hipótesis, según los científicos, explicaría la extinción de los lagartos gigantes acuáticos conocidos como plesiosaurios. Se estima que el 75% de las formas de vida habría desaparecido tras el impacto del asteroide.

Republish