Imprimir Republicar

Homenaje

Vacíos en la ciencia brasileña

El adiós a Jayme Tiomno, Victória Rossetti y Lynaldo Cavalcanti

DIVULGACIÓN ABC | DIVULGACIÓN ESALQ / USP | CNPQ Tiomno, Victória e CavalcantiDIVULGACIÓN ABC | DIVULGACIÓN ESALQ / USP | CNPQ

Durante los últimos dos meses Brasil perdió a dos de sus principales científicos y a un activo gestor de la ciencia y la tecnología. Fallecieron la ingeniera agrónoma Victória Rossetti, a los 93 años, en São Paulo, el día 26 de diciembre; Lynaldo Cavalcanti de Albuquerque, presidente del Consejo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico (CNPq) entre 1980 y 1985, a los 78 años, en Brasilia, el día 6 de enero, y el físico Jayme Tiomno, a los 90 años, en Río de Janeiro, el día 12 de enero.

Jayme Tiomno nació en Río de Janeiro e integró una generación de importantes físicos brasileños, que incluye a Marcello Damy, Roberto Salmeron, César Lattes, Oscar Sala, Mário Schenberg y José Leite Lopes, entre otros. Graduado en la Facultad Nacional de Filosofía de la Universidad de Brasil (la actual Universidad Federal de Río de Janeiro, UFRJ) en 1941, realizó master y doctorado en la Universidad Princeton, en Estados Unidos.

Durante el período en Princeton trabajó con los físicos John Archibald Wheeler, Chen Ning Yang (Nobel en 1957) y Eugene Paul Wigner (Nóbel en 1963), éste último, su director de tesis doctol. Junto con Yang, Tiomno desarrolló la teoría de la universalidad de la interacción débil, publicada en 1950, que motivó a Wheeler para nominarlo, sin éxito, para el Nebel de 1987, en conjunto con otros investigadores de Estados Unidos, la India y China que trabajaron en el tema. Físico teórico, participó en la creación de grupos de investigación en todo Brasil. Junto con Lattes y Leite Lopes, fue uno de los fundadores del Centro Brasileño de Investigaciones Físicas (CBPF), en 1949. En 1966, acompañó a los fundadores de la Sociedad Brasileña de Física. También fue docente e investigador de la Universidad de Brasilia (UnB), de la Universidad de São Paulo (USP) y de la Pontificia Universidad Católica de Río de Janeiro (PUC Rio). “El profesor Tiomno, por haber sido uno de los grandes físicos brasileños, valorado por la comunidad internacional de física, fue un ejemplo estimulante para muchas generaciones más jóvenes de científicos brasileños”, recordó Carlos Henrique de Brito Cruz, director científico de la FAPESP y también físico.

“Él fue uno de los pioneros de la física de alta calidad en Brasil. Creó núcleos de investigación en las diversas instituciones donde tuvo actuación”, le dijo a Agência FAPESP el físico Luiz Davidovich, docente de la UFRJ y uno de los directores de la Academia Brasileña de Ciencias. “Él inspiró a estudiantes de diversas generaciones. Y debemos recordar que fue uno de los científicos cesanteados y jubilados prematuramente por la dictadura militar”. El físico carioca falleció de muerte natural en su residencia. Estaba casado con la también física Elisa Frota Pessoa.

Xylella fastidiosa
Reconocida como una de las mayores investigadoras del mundo en enfermedades que afectan a la citricultura, Victória Rossetti era oriunda de Santa Cruz das Palmeiras, interior paulista. Fue la primera ingeniera agrónoma graduada en la Escuela Superior de Agricultura Luiz de Queiroz (Esalq/ USP), en 1939. En 1940 ingresó como pasante en el Instituto Biológico, en donde desarrolló su carrera. Siempre se dedicó a la investigación de las enfermedades de los cítricos.

En 1947 viajó a Estados Unidos para cursar estudios de estadística experimental en la Universidad de Carolina del Norte. Durante 1951 y 1952, mediante una beca de la Fundación Guggenheim, estudió en la Universidad de California, en Berkeley. En 1960, con apoyo de la Fundación Rockefeller, visitó las estaciones de investigación de cítricos de Florida  y de California. Invitada por el gobierno de Francia y el Institut National de la Recherche Agronomique (Inra), desarrolló en 1961, un programa de colaboración científica trabajando con Joseph Bové en estudios sobre viroides.

Se capacitó en las técnicas de diagnóstico de virus transmisores por injerto, apuntando al Programa de Registro de Matrices de cítricos libres de virus, implementado en el estado de São Paulo. Uno de los resultados relevantes conseguidos, desde 1958, fue la comprobación de que el ácaro Brevipalpus phoenicis es el vector de la leprosis y de la clorosis zonada.  Estudios sobre el cancro cítrico y sobre la clorosis variegada de los cítricos (CVC) — nombre sugerido por la investigadora para sustituir el popular “amarelinho” —, ocasionado por la bacteria Xylella fastidiosa, motivaron diversos trabajos con colegas de Brasil y del exterior. Recibió numerosos premios, honores y homenajes durante su larga vida. La agrónoma falleció como consecuencia de una neumonía.

“Por su enorme aporte científico, Victória Rossetti constituyó un ejemplo de tenacidad y dedicación al trabajo y un orgullo para el sector agronómico brasileño”, aseveró Antonio Roque Dechen, director de la Esalq. “Lamentamos el fallecimiento de esa pionera en el estudio de las enfermedades que afectan a los cítricos, científica con una carrera maravillosa y de gran importancia, responsable por la formación y por apoyar a generaciones de investigadores brasileños”, dijo Celso Lafer, presidente de la FAPESP, para la Agencia FAPESP.

La científica fue especialmente importante para el Programa Genoma, que secuenció el ADN de la Xylella fastidiosa entre 1997 y 2000. “Fue por la colaboración entre ella y Joseph Bové, de Francia, que pudo establecerse la relación causal entre el CVC y la bacteria”, dice José Fernando Perez, quien en ese entonces era director científico de la Fundación, que financió el secuenciamiento. Fue el científico francés quien introdujo la técnica de crecimiento del cultivo de la Xylella para contar con el ADN suficiente como para secuenciar. “Aparte, si no fuese por el trabajo previo de Victória con Bové, realizado por iniciativa de ella, tal vez no habríamos elegido a la Xylella para investigar”.

Gestión en C&T
Lynaldo Cavalcanti de Albuquerque, de Campina Grande, Paraíba, era un ingeniero civil graduado en la Universidad Federal de Pernambuco. Fue director de la Escuela Politécnica de la Universidad Federal de Paraíba (UFPB), entre 1964 y 1971, embrión de la actual Universidad Federal de Campina Grande. Tuvo un paso por el Ministerio de Educación, fue rector de la UFPB (1976-1980), presidió el Consejo de Rectores de las Universidades Brasileñas (1977-1978) y dirigió la Asociación Brasileña de Instituciones de Investigación Tecnológica Industrial (Abipti).

Fue presidente del CNPq entre 1980 y 1985, en donde cumplió con una gestión que dejó marcas. Implementó el programa de Apoyo al Desarrollo Científico y Tecnológico (PADCT). Creó el primer parque tecnológico del país con incubadora de empresas, además de influir los estados y municipios para la creación de secretarías estaduales y municipales de Ciencia y Tecnología. Concibió instituciones tales como el Laboratorio Nacional de Computación Científica, el Museo de Astronomía y Ciencias Afines y el Observatorio Astrofísico de Brasópolis, entre otras. Al igual que Victória Rossetti, falleció como consecuencia de una neumonía.

Republicar