Guia Covid-19
Imprimir Republish

Buenas prácticas

Ambiciones frustradas

En los últimos meses, un grupo de investigadores de los Países Bajos se dedicó a preparar un amplio estudio multidisciplinario sobre la integridad científica en las universidades e institutos de investigación nacionales: invitaron a más de 40 mil investigadores a completar un cuestionario online sobre temas tales como las prácticas controvertidas y la mala conducta. Empero, los resultados quedaron muy lejos de las ambiciones iniciales, puesto que tan solo un 15 % aceptaron participar y enviaron las respuestas dentro del plazo previsto, hasta el 7 de diciembre.

De las 15 universidades invitadas, solamente 5 colaboraron con el estudio. El investigador Lex Bouter, de la Universidad Libre de Ámsterdam y mentor de la propuesta, les garantizó a las autoridades de las universidades que la encuesta no se utilizaría para el armado de ninguna escala del mal comportamiento, pero ellos se quejaron por el énfasis excesivo en los temas relacionados con la mala conducta. “Lo consideré tendencioso”, expresó Henk Kummeling, presidente de la Universidad de Utrecht, una de las instituciones que rehusaron participar,  en la revista Science. “Si solamente se indaga acerca de las prácticas de investigación cuestionables, ya se sabe de antemano las respuestas que se obtendrán”.

El listado de preguntas fue ampliado para tratar de hacer al estudio más digerible, incluyendo apartados tales como el intercambio de datos y la ciencia abierta, pero ese intento no logró revertir la renuencia. Jeroen de Ridder, filósofo de la ciencia de la Universidad Libre de Ámsterdam y sin ningún vínculo con el estudio, dijo estar decepcionado con el boicot y la pérdida de una oportunidad para analizar los problemas relacionados con la integridad científica en el país. Él niega que la investigación tenga defectos metodológicos: “Es la más meticulosa y completa que se podría desear”, dijo.

Republish