Guia Covid-19
Imprimir Republish

Microbiología

Bacterias con hambre de arte

La Coronación de la Virgen (a la derecha) y los minerales (ampliados 18 mil veces) y Aspergillus (ampliados 10 mil veces) que la cubrían

Museo de Arte Antiguo de la Comuna de Ferrara y CASELLI, E. et al L. PLOS ONE, 2018

Algunos microorganismos destruyen obras de arte, pero otros las protegen, según se concluye en un estudio dirigido por la microbióloga Elisabetta Caselli, de la Universidad de Ferrara, en Italia (PLOS ONE, 5 de diciembre). La pintura cuyo análisis llevó a esta conclusión fue la Coronación de la Virgen, del artista italiano Carlo Bononi (1569-1632). Esa obra se culminó en 1620 y se la retiró para su restauración de la Basílica de Santa María en Vado, en Ferrara, después de un terremoto en 2012. Los investigadores extrajeron una muestra de 4 milímetros cuadrados de la superficie pintada adyacente a un área dañada y examinaron los microorganismos instalados allí mediante técnicas de microscopia y cultivo microbiano. Luego aislaron cepas de bacterias Staphylococcus y Bacillus y hongos filamentosos de los géneros Aspergillus, Penicillium, Cladosporium y Alternaria. Una conclusión indica que los pigmentos de tinta utilizados en el siglo XVII, especialmente la laca roja y las tierras rojas y amarillas pueden constituir fuentes de nutrientes para los microbios. Sin embargo, se ha demostrado in vitro que un compuesto descontaminante con esporas de B. subtilis, B. pumilus y B. megaterium inhibe el crecimiento de las bacterias y hongos aislados en la pintura. Este hallazgo puede indicar un nuevo enfoque con miras a preservar las obras de arte en riesgo de biodegradación. Los investigadores están probando más sustratos similares al lienzo de Bononi para ver si la bacteria Bacillus podría dañar la superficie de la obra de arte y de qué manera.

Republish