Guia Covid-19
Imprimir Republish

Trayectorias

Decisión aplicada

Un biólogo experto en genética se desempeña como asesor científico en una empresa y trabaja en entidades asistenciales

Carreiras_Foto Miguel 2013 (2)textoprofArchivo personal“Existe la investigación fuera de la academia”, declara Miguel Mitne Neto, asesor científico de Investigación y Desarrollo del grupo Fleury. “Lamentablemente esas alternativas no son numerosas, pero hay mucho conocimiento por explorarse en la universidad en forma más eficiente”, dice. Mitne Neto, de 33 años, graduado en ciencias biológicas en la Universidad de São Paulo (USP), trabaja en Fleury desde 2011, donde desarrolla test moleculares. Ha participado en la elaboración de ocho productos desde la etapa inicial hasta su salida al mercado, tres de ellos para el tratamiento de la leucemia, además de un test de detección de mutaciones en el virus VIH. Para su contratación en el Fleury le valieron los conocimientos en genética que adquirió durante su doctorado, que contó con la financiación de la FAPESP, en el Instituto de Biociencias (IB) de la USP, además de su experiencia en los doctorados sándwich en la Universidad de California en San Diego y en el Baylor College of Medicine, ambos en Estados Unidos.

La tesis doctoral de Mitne Neto contó con la supervisión de la profesora Mayana Zatz, del IB y coordinadora del Centro de Investigación sobre el Genoma Humano y Células Madre (CPGH-Cel), uno de los centros de investigación, innovación y difusión (Cepid) de la FAPESP. “Mi camino natural sería la docencia, pero me preguntaba si podría ser investigador por afuera de la academia y resolví intentarlo en los últimos seis meses del doctorado”, recuerda Mitne Neto. Entonces surgió la oportunidad en Fleury, una empresa que colabora con el CPGH-Cel. “Ahora puedo realizar investigación básica y aplicada en productos en los cuales no lograría trabajar hasta la última etapa, cuando se transforma en el producto final, algo que ocurre en forma bastante limitada en la universidad”.

Durante su doctorado y a lo largo de sus trabajos académicos, Mitne Neto tomó contacto con la esclerosis lateral amiotrófica (ELA), una enfermedad neurodegenerativa que resulta fatal al cabo de entre tres y cinco años de evolución. El 10% de los casos presenta un historial hereditario; el 90% restante corresponde a pacientes esporádicos, en los cuales las causas son desconocidas. Mitne Neto perfecciona en la empresa un método destinado a la identificación de una proteína relacionada con la ELA en el organismo humano. También se desempeña como voluntario en la función de coordinador científico de la Asociación Brasileña de Esclerosis Lateral Amiotrófica (Abrela) y del Instituto Paulo Gontijo (IPG), una entidad sin fines de lucro que desarrolla actividades con miras al avance de los estudios científicos y de la información sobre la enfermedad para profesionales, pacientes y familiares.

Republish