Guia Covid-19
Imprimir Republish

Fisiología

El ejercicio con restricción de la circulación sanguínea reduce las señales de artritis

La musculación puede aliviar los dolores causados por la inflamación crónica de las articulaciones

Léo Ramos Chaves

Los ejercicios de musculación realizados con poco peso (carga baja) y asociados a la restricción parcial de la circulación sanguínea producen un fortalecimiento muscular y la estabilización de las articulaciones de las piernas de modo similar a las prácticas con carga elevada. Como resultado de ello, reducen los dolores y molestias de la artritis reumatoide, un tipo de inflamación crónica e incurable que acomete las articulaciones. La enfermedad provoca dolores, deformidades y disminución de la fuerza muscular, sobre todo entre mujeres de más de 50 años de edad.  Bajo la orientación de Hamilton Roschel, coordinador del Grupo de Investigación en Fisiología Aplicada y Nutrición de la Escuela de Educación Física y Deporte y de la Facultad de Medicina de la Universidad de São Paulo (USP), investigadores analizaron los efectos de dos tipos de prácticas en 42 mujeres con edades entre 46 y 67 años con artritis, que tienen más dificultades de trabajar con cargas elevadas. Se las dividió en tres grupos: uno hizo prácticas de alta intensidad y otro las hizo de baja intensidad asociadas a la restricción parcial del flujo sanguíneo mediante un torniquete cercano al músculo trabajado. En cada sesión, hacían ejercicios de extensión de las piernas y el llamado leg press, en el cual las piernas empujan pesos en el sentido contrario del cuerpo. El tercer grupo, usado como control, no hizo ninguna práctica. Las participantes tuvieron un seguimiento dos veces a la semana durante 12 semanas y, luego, fueron sometidas a pruebas. Se verificó que las cargas bajas asociadas a la restricción parcial del flujo sanguíneo obtuvieron mejora de desempeño y de la fuerza muscular de los miembros inferiores de modo similar al del grupo que usó cargas elevadas, reduciendo los dolores articulares (Arthritis Care & Research, 29 de abril).

Republish