Imprimir Republish

Inversión

El lanzamiento de Bioen

Eduardo CesarCon una inversión estimada en 130 millones de dólares durante los próximos cinco años, fue lanzado el día 3 de julio el Programa FAPESP de Investigación en Bioenergía (Bioen), volcado a la mejora de la productividad del etanol brasileño y al avance en ciencia básica y el desarrollo tecnológico relacionados con la generación de energía a partir de la biomasa (lea en Pesquisa FAPESP, edición nº 149). El concurso de proyectos prevé inversiones cercanas a los 38 millones de reales, divididos entre la FAPESP (19 millones de reales) y el Consejo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico (CNPq). También se celebraron convenios en el ámbito del Bioen que articulan el esfuerzo investigativo con empresas y otras entidades. Uno de ellos es el primer concurso de propuestas para el convenio FAPESP/ Dedini de Apoyo a la Investigación sobre Procesos Industriales para la Fabricación de Etanol de Caña de Azúcar, que invertirá inicialmente 20 millones de reales en proyectos cooperativos que involucran a especialistas de empresas y universidades e instituciones de investigación paulistas. Otro, es el concurso de propuestas por valor de 5 millones de reales para el convenio entre la FAPESP y la Fundación de Apoyo a la Investigación de Minas Gerais (Fapemig) para investigación en biocombustibles. “El programa se sustenta sobre una sólida base de investigaciones desarrolladas en el área en casi diez años”, dice el director científico de la FAPESP, Carlos Enrique de Brito Cruz. “La posición de liderazgo científico, sin embargo, no permanece por sí misma: es necesario continuar avanzando. Brasil no está acostumbrado a ser uno de los mejores del mundo en cuanto a la ciencia y tecnología. Pero en bioenergía nosotros somos líderes y necesitamos tener una actitud diferenciada”, afirmó. El presidente de la FAPESP, Celso Lafer, recordó que la investigación científica y tecnológica en el área de bioenergía posee importancia estratégica también desde el punto de vista diplomático. “Brasil ha hecho esfuerzos en el sentido de argumentar en defensa del etanol nacional, afirmando su sostenibilidad ambiental y social. Sólo contaremos con condiciones para sustentar esta articulación diplomática si ella estuviera acompañada por un conocimiento sólido, con publicaciones de alcance internacional que legitime nuestra posición”, dice. En el evento también se hallaban presentes el vicegobernador de São Paulo, Alberto Goldman, el profesor Marco Antônio Zago, presidente del CNPq, la profesora Lucia Carvalho Pinto de Melo, presidente del Centro de gestión y Estudios Estratégicos (CGEE), y el secretario de Ciencia, Tecnología y Enseñanza Superior del Estado de Minas Gerais, Alberto Duque Portugal.

Republish