Imprimir Republicar

Interdisciplinario

Estadística aplicada a la neurociencia

João Ricardo Sato utiliza herramientas matemáticas, estadísticas y computacionales para estudiar el funcionamiento del cerebro

Carreiras_DSC03785_P&BArchivo personal Al estadístico y neurocientífico João Ricardo Sato, de 34 años, le gustaban las ciencias desde niños, fundamentalmente la física, biología y la computación.

La cercanía con el área de exactas fue natural, ya que su madre es docente del Departamento de Ingeniería de Computación y Sistemas Digitales en la Escuela Politécnica de la Universidad de São Paulo (Poli-USP). La aptitud para el área se hizo más patente cuando cursaba la enseñanza media, lo que lo levó rendir el examen de ingreso a la licenciatura en Estadística en el Instituto de Matemática y Estadística (IME) de la USP. Esta elección estuvo motivada por su deseo de trabajar en el mercado financiero. “Desde el primer año de la facultad empecé mi iniciación a la investigación científica en el área y consulté a un especialista en series temporales, el profesor Pedro Alberto Morettin”, comenta. Las series temporales se refieren al estudio de observaciones realizadas secuencialmente en el transcurso del tiempo, con aplicaciones en varios sectores. “Me gustó tanto el tema que hice tres proyectos de iniciación a la investigación científica en el área y mi pasantía en el mercado financiero”. Tras terminar la facultad en 2002, trabajó en el sector de inversiones y acciones, y en esa época empezó a cursar su maestría en el IME.

En ese período él conoció a Daniel Takahashi, médico que estaba cursando su segunda carrera, la de matemática. “En nuestras charlas de café me mostró que los métodos de series temporales y estadística podrían aplicarse al área médica, no solamente en epidemiologia, sino también en neurociencias, para entender mejor el cerebro”, comenta. “Decidí que era eso lo que quería hacer: aplicar y desarrollar métodos cuantitativos para entender mejor de qué manera funciona el cerebro, en una investigación interdisciplinaria”, explica Sato. Empezó su doctorado en 2004 con un proyecto orientado al desarrollo de métodos estadísticos y de neuroimágenes para responder cuestiones sobre la conectividad cerebral. En 2006 hizo un doctorado sándwich en el Instituto de Psiquiatría del King’s College, de Londres, en el área de aprendizaje de máquinas, y en 2009 pasó en un concurso del Centro de Matemática, Computación y Cognición de la Universidad Federal del ABC (UFABC). “Mi contratación y las de otros cinco docentes dio inicio a las actividades del Núcleo de Cognición y Sistemas Complejos, una unidad vinculada al rectorado”, dice Sato. “El grupo cuenta actualmente con 30 docentes asociados e incubó la primera licenciatura en neurociencia de Brasil, y también el programa de posgrado en neurociencia y cognición de la universidad”. Entre 2009 y 2014, Sato fue coordinador del equipo de ese núcleo, que actualmente alberga la infraestructura de laboratorio en neurociencias y promueve actividades de investigación, enseñanza y extensión en la área. Actualmente, su enfoque de investigación se concentra en el estudio del neurodesarrollo, el envejecimiento y las bases neuronales de los trastornos mentales.

Republicar