Imprimir Republish

Emprendedores

Éxito a corto plazo

Intel compra una empresa montada por ex alumnos de la Unicamp

 Ulisses Freire (esq.) y Gustavo Barbieri: una alianza de éxito

Gustavo Barbieri
Ulisses Freire (esq.) y Gustavo Barbieri: una alianza de éxitoGustavo Barbieri

La colaboración entre Gustavo Svertuzt Barbieri, de 31 años, y Ulisses Furquim Freire da Silva, de 32 años, empezó en 2004 en la Universidad de Campinas (Unicamp). Barbieri cursaba ingeniería de la computación; Freire, su maestría en ciencia de la computación. Ambos participaban en un grupo de desarrollo de software libre Linux. Freire formó parte en dos oportunidades del equipo de la Unicamp finalista en la olimpíada anual de programación de la Association for Computing Machinery (ACM) en Estados Unidos, entre universidades de todo el mundo. “Es una competencia en equipos en la cual se plantean problemas de computación para su resolución en dos etapas, una sudamericana y la otra mundial”, informa. La participación en congresos y en conferencias en el área también formaba parte de la rutina de estos estudiantes.

En 2006, los invitaron a trabajar en el Instituto Nokia de Tecnología de la ciudad de Recife (Pernambuco), donde permanecieron durante dos años desarrollando software para celulares. “Cuando empezamos a trabajar en Nokia aumentó nuestra participación en congresos internacionales en los cuales presentábamos trabajos”, dice Barbieri. En esas ocasiones se percataron que existían oportunidades en el mercado, ya que a menudo eran consultados por empresas interesadas en desarrollar software. “Al cabo de dos años en Nokia, decidimos montar una empresa de desarrollo de software para sistemas embarcados, en 2008”, comenta Barbieri. Sus ganas, sumadas al tiempo disponible y a la experiencia, aparte del indispensable apoyo de sus padres, fueron los motores para la creación de Profusion Embedded Systems, en Campinas.

El primer cliente, un empresario de São José dos Campos, en el interior
paulista, llegó a ellos por recomendación del profesor Rodolfo Jardim de Azevedo, quien dirige a alumnos de maestría y doctorado en ciencia de la computación en la Unicamp. El empresario solicitó un convertidor para televisión digital, una tecnología reciente en Brasil en aquel momento. Poco después, la empresa empezó a hacer proyectos junto a Samsung para celulares con empleo de un motor HTML5, utilizado en navegadores de la web. En menos de un año, Profusion, que había empezado con cuatro empleados, contaba con nueve. Al mismo tiempo, surgió una demanda de Electrolux para el desarrollo de módulos de programación –con cuaderno de recetas, calendario y agenda telefónica– para un tablero de control sensible al tacto. La innovación quedó incorporada a un refrigerador de dos puertas llamado iKitchen, lanzado para la Navidad de 2010. El proyecto se realizó en alianza con la fábrica de la ciudad de Curitiba. “Nosotros elaboramos toda la parte de software, y ellos la de ingeniería eléctrica y mecánica”, dice Freire.

Intel, multinacional de tecnología, anunció en febrero de este año la adquisición de Profusion, la primera y única realizada por la empresa en Brasil hasta ahora. Al momento del anuncio, uno de los ejecutivos dijo que el grupo de desarrolladores de la empresa, compuesto por varios ex alumnos de la Unicamp, llamó la atención de Intel en Estados Unidos. “Ellos necesitaban más fuerza de trabajo, con exclusividad”, dice Freire. “Profusion fue adquirida por Intel para seguir haciendo lo que hizo siempre”. Barbieri y Freire permanecen en la empresa, integrados al centro global de tecnología de la multinacional, con el mismo equipo y en el mismo lugar. “El equipo está expandiéndose bastante, y ahora somos 35 personas”, dice Barbieri. “La filosofía del centro de tecnología está muy cerca de nuestra filosofía como empresa. Fue un excelente casamiento.”

Republish