Prêmio CBMM
Imprimir Republish

Innovación

Fruta madura

Gabrielle Araújo/Embrapa

Una colaboración entre la estatal Empresa Brasileña de Investigación Agropecuaria (Embrapa) y Siena Company dio como resultado el desarrollo de un sensor para monitorear la maduración de frutas (arriba). Se trata de una estampilla que contiene nanopartículas de un compuesto a base de sílice que puede pegarse al envase o a la superficie de la fruta. A medida que van madurando, algunas frutas liberan gas etileno, el cual reacciona con el sensor y provoca que este cambie de color. Una aplicación para celulares que lee un código de barras y el color de la estampilla permite conocer la fase de maduración del fruto e informaciones sobre su origen. El sensor, que fue bautizado con el nombre Yva (que en idioma tupí-guaraní significa fruto), fue testeado en mango y en papaya. “Hasta donde sabemos, no existe en el mercado un producto de este tipo”, dice Marcos Ferreira, investigador de Embrapa y uno de los ideólogos del sensor, que puede ser de ayuda para reducir las pérdidas en la cadena productiva.

Republish