Imprimir Republish

Buenas prácticas

La capacitación en integridad científica

El Instituto Israelita de Enseñanza e Investigación, el brazo de investigaciones del Hospital Israelita Albert Einstein de São Paulo, intensificó la capacitación en buenas prácticas de investigación científica para sus alumnos de posgrado. La institución, que forma médicos residentes, especialistas, másteres y doctores, creó a finales de 2019 una Oficina de Integridad Científica con el propósito de promover actividades educativas. Un programa piloto que comenzó a aplicarse en una cohorte integrada por 20 alumnos de maestría ofrece, ni bien arranca el curso, una clase sobre temas alusivos a la integridad científica, que abunda en conceptos tales como el plagio, la falsificación y el fraude, y se orienta en las prácticas relacionadas con los métodos de colecta y preservación de los datos de investigación y el uso de herramientas estadísticas para interpretarlos. Dichos conceptos se retoman y se estimulan cuando el alumno presenta su proyecto de investigación ante un tribunal calificador, con el aval de su director, y posteriormente se verifican al realizar la defensa de la tesina.

Según los resultados que surjan de esta experiencia, el programa podría ampliarse a los alumnos de doctorado de la institución. “Todos los médicos y los estudiantes interesados pueden tener acceso a estos contenidos y a la supervisión, incluso quienes no participan del programa piloto”, explica el inmunólogo Luiz Vicente Rizzo, superintendente del directorio del instituto. “La integridad científica está vinculada a la calidad de la investigación científica. Nuestro objetivo es perfeccionar la formación de nuestros investigadores a los efectos de garantizar que sigan las normas éticas y produzcan resultados de alto nivel”, dice Rizzo. La oficina también se propone lanzar próximamente un conjunto de videos y un libro electrónico sobre integridad científica.

Antes de la creación de la oficina, el instituto mantenía desde el año 2016 un Comité de Integridad Científica encargado de monitorear los estudios realizados por sus médicos, docentes y alumnos, con el objetivo de asegurarse de que los mismos observen las buenas prácticas y obedezcan las recomendaciones impartidas por la comisión de ética de la institución. “Hemos introducido un sistema de gestión de proyectos con capacidad para realizar un seguimiento de las investigaciones desde la fase de recolección de datos y de advertirles a los responsables sobre eventuales descuidos y errores”, informa la antropóloga Anna Davison, coordinadora de la oficina. “Cuando se requieren ajustes, el investigador debe efectuar las correcciones pertinentes y enviar nuevamente el proyecto para su evaluación”. En 2020, los académicos vinculados al Hospital Albert Einstein generaron 883 publicaciones científicas, entre artículos, revisiones y trabajos presentados en eventos.

Republish