guia do novo coronavirus
Imprimir Republicar

Bioquímica

La comunicación interna de las plantas

José Feijó/ Universidad de Maryland Los granos de polen (filamentos claros) de la Arabidopsis thaliana crecen más en dirección a los óvulos en las plantas con receptores GLRs preservados (a la izq.) que en aquellas con receptores defectuosos (a la der.)José Feijó/ Universidad de Maryland

Las células de las plantas se comunican entre sí intercambiando compuestos químicos, en forma similar a las neuronas en el sistema nervioso de los animales. La superficie de las neuronas tiene moléculas denominadas receptores de glutamato. Cuando el neurotransmisor glutamato se adhiere al receptor, se abren poros en la célula que dejan entrar al calcio, provocando que un impulso eléctrico recorra a la neurona. En el extremo de la célula se libera más glutamato, que transmite la información y así sucesivamente. Las plantas no poseen neuronas, pero sus células están recubiertas por receptores similares a los del glutamato (GLRs). El biólogo portugués José Feijó y su grupo en la Universidad de Maryland, Estados Unidos, estudian lo que la activación de los GLRs y la entrada de calcio provocan en las células vegetales. En un estudio en el cual participó el biólogo brasileño Daniel Damineli, los investigadores determinaron que la activación de los GLRs es necesaria para guiar a la célula reproductiva masculina de un musgo hasta su óvulo (Nature, 24 de julio de 2017). En otro trabajo que contó con el aporte de la bióloga brasileña Maria Teresa Portes, el grupo observó en células de la crucífera Arabidospsis thaliana que esos receptores funcionan asociados a las proteínas Cornichons. Estas proteínas controlan la actividad de los GLRs y los transportan en el interior de la célula, manteniendo nievele4s adecuados de calcio en sus compartimientos (Science, 4 de mayo). Para Feijó, la redistribución de los GLRs forma una red compleja que regula la concentración de calcio y controla la señalización celular.

Republicar