Guia Covid-19
Imprimir Republish

Trayectorias

La fuerza de trabajo digital

Entrevistas con 228 ejecutivos muestran el comportamiento de las empresas con relación a la robótica y a la inteligencia artificial

Carreiras Robot aDaniel BuenoEl mercado de trabajo corporativo está cada vez más exigente con respecto a los profesionales con conocimientos en robótica e inteligencia artificial, áreas que utilizan software para hacer posible, por ejemplo, que las computadores reconozcan patrones y establezcan asociaciones en forma automática. Esta tendencia se aborda en el informe intitulado Preparing for the digitisation of the workforce, elaborado por la revista inglesa The Economist con el patrocinio de Everis, una consultora de origen español. Fueron entrevistados 228 ejecutivos de empresas en Estados Unidos, Europa, Latinoamérica y Asia. De ese total, el 80% cree que la capacidad de utilizar herramientas digitales constituirá un factor fundamental para su éxito en el futuro. Pero mientras que el 58% de los encuestados desarrolló una estrategia con miras a la digitalización del trabajo, de ellos, sólo el 23% implementó esa tarea.

Entre las barreras al avance de la digitalización de la fuerza de trabajo se encuentra la alta demanda de profesionales con buena formación, tales como científicos. Entre los entrevistados, el 82% coincide en que su organización debe transformar la forma de gestión del trabajo mediante el empleo de la tecnología digital. Entre los obstáculos se encuentra la ausencia de conocimientos técnicos por parte de los profesionales.

En robótica, el uso más común es en la línea de producción, pero crece el uso de robots virtuales en la gestión de datos, que permite que personal calificado pueda concentrar su atención donde sea más necesario. Robots virtuales captan datos de negocios de la empresa para organizar la información de manera más eficiente y ágil. En el área de inteligencia artificial, el 43% de los entrevistados afirma que su organización está haciendo uso de tecnología. La aplicación más común recae sobre el análisis y la medición de datos.

“La utilización de robótica e inteligencia artificial constituye una tendencia en la economía. Hoy en día existe una incorporación gradual de herramientas computacionales y de informática”, dice Renato Pedrosa, docente del Departamento de Política Científica y Tecnológica del Instituto de Geociencias de la Universidad de Campinas  (Unicamp) y uno de los coordinadores adjuntos de la FAPESP en el área de programas especiales. “La robótica es un área en la cual los alumnos de la carrera de grado de ingeniería de las buenas universidades están razonablemente bien informados, y lo propio sucede con los alumnos de ciencia de la computación con relación a la inteligencia artificial. En programas de posgrado se avanza en algunas de las técnicas en forma más específica, lo que redunda en un mejor aprovechamiento en las áreas”, dice el profesor Roberto Marcondes, del Instituto de Matemática y Estadística de la Universidad de São Paulo (IME-USP) y coordinador adjunto del área de ciencias exactas y matemática de la FAPESP.

¿Y qué sucede con el profesional que es también investigador, pero de otra área, y que necesita tener conocimientos en robótica e inteligencia artificial debido a su trabajo dentro de la empresa? “Ese profesional debe de mínima entender cuáles son los modelos matemáticos y los algoritmos que se utilizan en los software, que están por detrás de los sistemas que se pretenden implementar o que están disponibles en el mercado”, dice Marcondes. “Pienso que, si bien por un lado existe una sustitución de algunas actividades por máquinas, por otro existe un expansión del sector de servicios”, dice Pedrosa. “Necesitamos gente para organizar el gran volumen de información y datos que generan los sistemas digitales”, añade.

Republish