Guia Covid-19
Imprimir Republish

Buenas prácticas

La violencia racial y las reuniones científicas

La Sociedad Estadounidense de Física (APS, por sus siglas en inglés) adoptará nuevos criterios para la elección de las sedes de sus 12 eventos científicos anuales, dejando de lado a las ciudades con antecedentes policiales racistas. A partir de ahora, se tendrán en cuenta para la elección factores tales como la disponibilidad de datos abiertos sobre el uso de la fuerza policial de la ciudad y el perfil demográfico de sus objetivos o la existencia de organismos independientes para investigar las muertes bajo custodia policial. La lista de criterios fue elaborada con la ayuda del criminólogo Greg Ridgeway, de la Universidad de Pensilvania. La resolución de la APS constituyó una respuesta a la misiva que enviaron los físicos Philip Philips y Michael Weissman, ambos de la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign, a diversas sociedades científicas de Estados Unidos. En repudio a la muerte de George Floyd, un ciudadano de raza negra desarmado, en el marco de una intervención policial en el municipio de Minneapolis, estado de Minnesota, les solicitaron a las entidades que nuclean a los científicos que dejaran de prestigiar con sus eventos a aquellos municipios con historial de operativos policiales racistas. Hasta ahora, la única que adhirió a la sugerencia fue la APS, que congrega a 55.000 físicos. El director de eventos de la asociación, Hunter Clemens, le dijo a la revista Nature que los nuevos criterios se aplicarán a los eventos que aún no hayan sido programados. Es por eso que, justamente en Minneapolis, la mecha desde donde se propagaron las protestas en Estados Unidos en 2020, se llevará a cabo un congreso científico de la asociación que ya estaba pautado para 2024.

Republish