Imprimir Republish

cerebro

Las marcas cerebrales del autismo

Las alteraciones en la organización de las neuronas de la corteza, la capa más superficial del cerebro, podrían hallarse ligadas al surgimiento del autismo, un grupo de anomalías que perjudican la capacidad de comunicación y socialización, cuyas causas aún no se comprenden bien. En un estudio reciente, investigadores examinaron el cerebro de 22 niños fallecidos con edades entre 2 y 15 años, la mitad de ellos con diagnóstico de autismo. Valiéndose de marcadores moleculares, notaron manchas raras en los lóbulos temporal y prefrontal en 10 de los 11 cerebros de autistas, que son regiones que intervienen en el comportamiento social y en la expresión personal. Las manchas no se observaron en los cerebros de 10 de los 11 niños sin autismo (NEJM, marzo de 2014). Según los investigadores, las manchas indicarían fallas en el desarrollo de la corteza cerebral, que comienza a formarse hacia el quinto mes de gestación. El equipo aún no ha determinado las causas de tales alteraciones ni de qué modo afectan el comportamiento. Una hipótesis plantea que estarían relacionadas con factores genéticos, ambientales o incluso con fallas en la división de las células cerebrales.

Republish