guia do novo coronavirus
Imprimir Republicar

Ganadería

Los antibióticos y la producción de carne

Ilustración de la bacteria Escherichia coli, una especie que ha venido desarrollando resistencia a los medicamentos

Alissa Eckert/CDC

Casi las tres cuartas partes de los antibióticos que se venden en el planeta están destinados a la producción de animales para la faena, una industria que, a partir del año 2000, ha crecido entre un 40% y un 68% en Asia, África y en América del Sur. Un grupo internacional de científicos bajo la coordinación de Thomas Van Boeckel, de la Escuela Politécnica Federal de Tecnología de Zúrich, recopiló los resultados de 901 estudios realizados entre 2000 y 2018, y verificó que existe una asociación entre el uso de antibióticos y el desarrollo de resistencia a esos medicamentos en las bacterias de las especies Escherichia coli y Staphylococcus aureus, como así también en las de los géneros Salmonella y Campylobacter, causantes de enfermedades tanto en animales de corte como en los seres humanos. El porcentaje de antibióticos que ya perdieron la capacidad de eliminar la mitad de dichas bacterias en las gallinas se incrementó de un 0,15% en 2000 a un 0,41% en 2018 (un aumento de un 1,5% anual). Para el ganado porcino, ese índice prácticamente se triplicó: pasó de un 0,13% a un 0,34% (un crecimiento anual del 1,3%). En el estudio de no se detectó una alteración significativa en el ganado bovino (Science, 20 de septiembre). Varios países con salarios bajos o medios figuran en el análisis como áreas importantes de surgimiento de resistencia, principalmente en Asia y en África. En esa lista también se incluye a Brasil, en particular, a los estados de la región sur. Los científicos lo advierten: el arsenal de medicamentos para combatir a las bacterias que afectan a la salud de los animales de cría para la industria alimenticia está disminuyendo. Con base en datos sobre la densidad de animales de cría de 2013, estiman que, en todo el mundo, el 9% del ganado bovino, el 18% de los porcinos y el 21% de los pollos se crían en regiones donde se registra resistencia a los antibióticos. Según los investigadores, los antibióticos importantes para la salud humana no deberían utilizarse en animales criados para la faena.

Republicar