Guia Covid-19
Imprimir Republish

Astronomía

Los jóvenes y efímeros anillos de Saturno

Simulación de la desaparición de los anillos de Saturno en cientos de millones de años

Nasa

Observados por primera vez en el siglo XVII por el astrónomo italiano Galileo Galilei, los anillos constituyen la característica más encantadora e intrigante de Saturno. Dos estudios recientes presentan novedades sobre el origen y el probable fin de los anillos. Un trabajo indica que los anillos de hielo y polvo que lo circundan son mucho más jóvenes que Saturno. Los datos recolectados por la sonda espacial Cassini en 2017, antes de que se sumergiera mortalmente en el planeta, permitieron calcular con precisión inédita la masa de los anillos. Con base en esos datos, investigadores de Italia, Israel y Estados Unidos estimaron que los anillos surgieron entre 100 millones y 10 millones de años atrás, bastante después de la formación de Saturno, hace 4,5 mil millones de años (Science, 17 de enero). En otro trabajo, investigadores del Reino Unido y de Estados Unidos estimaron cuánto tiempo durarán los anillos. Usando el telescopio Keck, en Hawái, ellos midieron la temperatura y la densidad de la atmósfera del segundo mayor planeta del Sistema Solar, rica en moléculas de hidrógeno. Concluyeron que los valores encontrados solo se explicarían por la entrada en la atmósfera de partículas de hielo provenientes de los anillos. Atraídas por la gravedad y por el campo magnético de Saturno, estas estarían cayendo sobre el planeta en el ritmo máximo estimado por las sondas Voyager en los años 1980. Según los cálculos, un volumen equivalente al de una piscina olímpica alcanzaría el planeta cada media hora (Icarus, 17 de diciembre de 2018). Los investigadores calculan que los anillos desaparecerán en 300 millones de años.

Republish