Imprimir Republicar

Seres bizarros

Más esponjas carnívoras

La esponja Asbestopluma monticola, recogida en un volcán extinto de la costa de California

MBARILa esponja Asbestopluma monticola, recogida en un volcán extinto de la costa de CaliforniaMBARI

Fue un gran hallazgo. Durante veinte años, tan sólo se habían identificado siete especies de esponjas carnívoras, pero ahora, investigadores de Estados Unidos y Canadá, presentaron simultáneamente cuatro especies nuevas de esos seres extraños, que habitan en el fondo del mar, sobre la costa del Pacífico. (Zootaxa, edición de abril). Los filamentos que cubren las esponjas consisten en ganchos microscópicos que atrapan crustáceos y otros organismos pequeños, y en pocas horas, las células de las esponjas comienzan a digerir la caza. Al cabo de algunos días, sólo queda una carcasa vacía. Biólogos del Instituto de Investigación del Acuario de la Bahía de Monterrey (MBARI), en California, Estados Unidos, filmaron y recogieron las esponjas en el fondo del mar. Después, en el laboratorio, hallaron numerosos crustáceos en variadas fases de descomposición en los filamentos de dos especies, Cladorhiza caillieti y Cladorhiza evae. Usualmente, las esponjas se alimentan filtrando bacterias y otros microorganismos del agua del mar. Esto no es así en el caso de las nuevas especies, algunas con espículas, tales como la Asbestopluma rickettsi, hallada entre comunidades de moluscos y helmintos en el sur de California, y otras carentes de ellas, como por ejemplo la Asbestopluma monticola, recogida por primera vez en un volcán extinto de la costa de California.

Republicar