Imprimir Republish

BUENAS PRÁCTICAS

Plagios en libros

El biólogo Lewis Wolpert, de la University College, de Londres, admitió haber incluido, sin citar las fuentes, segmentos de artículos de otros autores en sus obras más recientes. En You’re looking very well, un libro sobre las implicaciones del envejecimiento de la población, publicado en 2011, se identificaron más de 20 tramos extraídos de artículos académicos y sitios web, tales como Wikipedia, sin aclarar que los mismos fueron escritos por otros autores. El libro fue retirado del mercado por la propia editorial, Faber & Faber. Partes de la obra estaban copiadas del artículo “Evolutionary theories of aging and longevity”, de Leonid Gavrilov y Natalia Gavrilova, publicado en el periódico The Scientific World en 2002. Los autores plagiados le confiaron al periódico inglés The Guardian que se pusieron contentos al enterarse de que algunos tramos del paper habían sido publicados en el libro de Wolpert. “Pero más lo estaríamos realmente si nuestro artículo hubiese sido mencionado”, subrayaron. Mediante una nota, Wolpert reconoció el error y lo atribuyó a un “descuido”. La investigación comenzó el pasado mes de abril, luego de que Faber & Faber canceló la presentación de un nuevo libro de Wolpert al identificar plagio en ciertos trechos de la obra. En esa ocasión, la editorial divulgó una nota sugiriendo que la edad de Wolpert (84 años) puede haber contribuido para el yerro. Cuando le solicitaron que se explayara sobre el plagio también descubierto en el libro de 2011, Faber & Faber rehusó pronunciarse al respecto.

Republish