Imprimir Republicar

Buenas prácticas

Retractan por plagio un artículo de un sacerdote

El artículo “El camino a Emaús y el camino a Gaza”, publicado en 1994 por el cura canadiense Thomas Rosica, de 60 años, fue retractado por la revista Workship, un periódico académico con revisión por pares que se especializa en estudios litúrgicos. Eso ocurrió porque el religioso copió tramos de seis teólogos diferentes en el artículo sin mencionar la fuente. No fue un caso aislado. El profesor de filosofía de la Universidad Dominicana de Ohio Michael Dougherty evaluó los 30 años de producción literaria de Rosica y lo acusó de plagiar trabajos de teólogos, periodistas e incluso cardenales en decenas de conferencias que realizó y en columnas publicadas en la prensa. “Nuestra investigación reveló que el plagio era un hábito firme y recurrente”, escribió Dougherty en el periódico canadiense National Post. El sacerdote trabajaba en el servicio en idioma inglés del Despacho de Prensa del Vaticano y dirigía una emisora católica de televisión en Canadá. Él admitió sus deslices éticos, interrumpió su producción de textos de divulgación y renunció a su cargo como consejero de una institución de educación superior confesional ligada a la Universidad de Toronto, la Univesity of St. Michael’s College. “No quiero que mis errores afecten al gobierno de la universidad y sean un mal ejemplo para alumnos, educadores y el personal”, explicó el religioso en una nota. “Todos sabemos que el plagio es un error. Mis actos no fueron deliberados, pero sí equivocados”.

Republicar