Imprimir Republish

Paleontología

Testigos de la unión de dos supercontinentes

Registro fósil de rama de gimnosperma del género Brachyphyllum en roca del Cretáceo inferior

Lindoso, R. N. et al. Brazilian Journal of Geolgy

Rocas calcáreas del municipio de Brejo, en el noreste del estado de Maranhão, guardan registros fósiles de los más antiguos grupos de plantas de Brasil, de acuerdo con estudios realizados por el paleontólogo Rafael Lindoso, profesor del Instituto Federal de Educación de Maranhão, con expertos de la Universidad de Vale dos Sinos, estado de Rio Grande do Sul, y de la Universidad Federal de Río de Janeiro (Brazilian Journal of Geology, marzo). Los resultados de este trabajo indican que los registros de fósiles de gimnospermas (plantas con semillas desnudas) y angiospermas (semillas protegidas por frutos) en rocas de la formación Codó son del Cretácico inferior, período geológico que duró de 145 millones a 100 millones de años atrás, cuando esos grupos de plantas surgieron y empezaron a esparcirse por la Tierra. Ellas caracterizan las áreas tropicales de Laurasia y Gondwana e indican que esos dos supercontinentes que existieron en el pasado permanecieron unidos o muy próximos hasta el Cretácico inferior. Las plantas aparentemente crecían en un ambiente salino, resultante de la invasión del agua del mar, como lo indican los granos de polen, esporos y fósiles de crustáceos, moluscos y peces que habían sido ya encontrados en la región. En 2000, investigadores de los museos de historia natural de Berlín, en Alemania, y de Estocolmo, en Suecia, relataron en la revista International Journal of Plant Sciences la identificación de angiospermas también del Cretácico en la formación Santana, situada en la meseta de Araripe, en el límite entre los estados de Ceará, Piauí y Pernambuco.

Republish